Opinión: ‘Suffolk al borde del desastre fiscal’

Opinión: 'Suffolk al borde del desastre fiscal'

Opinión: ‘Suffolk al borde del desastre fiscal’. (Foto: LongIslandPress.com)

 

Por: John M. Kennedy
Candidato para el Ejecutivo del Condado de Suffolk

 

Es oficial: por segundo año consecutivo, el condado de Suffolk ha sido calificado como el condado con mayor presión fiscal en el estado. Esta evaluación no es de algún grupo de expertos; esto es directamente de la oficina del contralor del estado de Nueva York, y el informe muestra lo que he estado diciendo todo el tiempo: Suffolk está en una crisis fiscal.

Decir que el condado está mostrando un estrés fiscal “significativo”, como dice el informe, es una subestimación. Según el contralor estatal, el saldo de fondos generales de Suffolk tiene un déficit de más de $ 91 millones. Eso es más de tres veces la cifra de hace tres años.

También muestra que, desde 2016, los gastos han superado los ingresos. Esto se debe a que nuestro actual ejecutivo del condado, Steve Bellone, está gastando más de lo que el condado está recibiendo y continúa pidiendo prestado para nuestro futuro. Y debido a nuestro estado de bonos basura, pedirá prestado a tasas de interés más altas, lo que agobiará a los contribuyentes del condado.

Este no es un problema que se pueda resolver aumentando los impuestos. La verdad del asunto es que, a diferencia de lo que Bellone quiere hacer creer, la mayoría de los contribuyentes del condado en sus 5 ciudades occidentales han experimentado aumentos de impuestos anuales de un promedio de alrededor del 4 % durante los últimos años, muy por encima del límite de impuestos del 2 %. Los residentes del condado simplemente pagan demasiados impuestos y ya no pueden permitirse el lujo de vivir aquí.

Estamos en caída libre fiscal, con un flujo de caja insuficiente, lo que dificulta el pago de las facturas del condado. Ahora estamos en una posición en la que tenemos dificultades para cumplir con nuestras obligaciones financieras semana a semana. Muchos de nuestros proveedores están recibiendo pagos retrasados, lo que también les genera un estrés financiero significativo.

Eso significa que estas compañías no cumplirán con la nómina, no se pagará a los empleados a tiempo, los trabajos estarán en peligro y, en muchos casos, una reducción en los servicios a los contribuyentes. Las políticas de impuestos y gastos de esta administración han creado esta crisis fiscal y han afectado a los contribuyentes de Suffolk. Esto tiene que terminar.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *