Nuevo reporte muestra disminución del VIH excepto en Latinos

El Dr. Demetre Daskalakis, subcomisionado para el control de enfermedades del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York, durante el evento de dedicación del NYC AIDS Memorial en diciembre de 2016 en el West Village. (Foto de Donna Aceto)

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York celebró la disminución de nuevos diagnósticos de VIH en 2017 en comparación con 2016, gracias a un nuevo método que estima cuántos de los nuevos diagnósticos en 2017 fueron de personas que se infectaron con el virus ese año, alterando las recientes comparaciones interanuales anunciadas en informes anteriores.

“Esta baja histórica en el nuevo diagnóstico de VIH demuestra que estamos bien encaminados para poner fin a la epidemia de VIH en la ciudad de Nueva York”, dijo el Dr. Demetre Daskalakis, subcomisionado para el control de enfermedades del Departamento de Salud, en una declaración del 29 de noviembre que acompañó al informe de VIH anual del departamento. “Estamos diagnosticando a las personas con VIH más rápidamente y vinculándolas a la atención, previniendo la progresión de la enfermedad y aprovechando el poder del tratamiento para prevenir la transmisión”.

Hubo 2.157 nuevos diagnósticos de VIH en 2017, en comparación con 2.279 en 2016, una disminución del 5,4 por ciento. Entre los 2.157, 1.707 fueron entre hombres, 394 entre mujeres y 56 entre hombres y mujeres transgénero. Los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres representaron 1,243 de los nuevos diagnósticos de VIH en 2017, permaneciendo en la categoría de riesgo con el mayor número de diagnósticos nuevos de VIH. Hubo disminuciones en los nuevos diagnósticos en todas las razas y grupos étnicos, excepto entre los latinos.

Los nuevos diagnósticos entre los latinos pasaron de 768 en 2016 a 774 en 2017. Hubo 759 nuevos diagnósticos de VIH entre los latinos en 2015. Aunque es probable que esas diferencias no sean estadísticamente significativas, significa que los nuevos diagnósticos no están disminuyendo en esa población.

“Es alarmante”, dijo Guillermo Chacón, presidente de la Comisión Latina sobre el SIDA. “Fue una tendencia que se vio en 2016 y estoy alarmado de que se haya mantenido en 2017”.

En última instancia, los nuevos diagnósticos de VIH, que podrían haber ocurrido en 2017 o en años anteriores, son, en el mejor de los casos, un sustituto de las nuevas infecciones por VIH. Los funcionarios de salud pública federales, estatales y locales han utilizado varios métodos para estimar las nuevas infecciones por VIH, pero este último cambio metodológico es radical.

Por primera vez este año, la ciudad utilizó el modelo de reducción CD4. El cambio fue impuesto a los funcionarios de salud pública en todo el país por los Centros Federales para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Si la ciudad continúa reduciendo las nuevas infecciones por el VIH en 400 por año durante los próximos tres años, llegará a exactamente 600 nuevas infecciones por el VIH en 2020.

“Estamos en camino de terminar con la epidemia en 2020”, dijo Daskalakis.

 

Notas relacionadas: DOH lanza campaña en español para terminar con VIH en 2020

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *