Menopausia y riesgo de cáncer de seno

Menopausia y riesgo de cáncer de seno

Algunos tratamientos de síntomas y otros factores pueden aumentar el riesgo de cáncer entre las mujeres menopáusicas. (Foto: NAMS)

 

La menopausia ocurre cuando termina el ciclo reproductivo de una mujer y ya no puede producir descendencia. Para muchas mujeres, la menopausia ocurre alrededor de los 50 años.

Si bien la menopausia en sí no es un riesgo de cáncer de seno u otros tipos de cáncer, es importante saber que algunos tratamientos de síntomas y otros factores pueden aumentar el riesgo de cáncer entre las mujeres menopáusicas.

La Sociedad Norteamericana de Menopausia (North American Menopause Society – NAMS) dice que una mujer que atraviesa la perimenopausia y la menopausia puede experimentar varios síntomas, que pueden ir desde la pérdida del cabello hasta los antojos de alimentos, los sofocos y la sequedad vaginal.

Los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health – NIH) indican que algunas mujeres se someten a una terapia hormonal combinada, también llamada terapia de reemplazo hormonal para ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia, como los sofocos y la osteoporosis.

Esta terapia reemplaza el estrógeno y la progestina, que disminuyen en el cuerpo de una mujer después de la menopausia.

Sin embargo, el Estudio de Iniciativa de Salud de las Mujeres de NIH ha encontrado que las mujeres que se someten a esta terapia tienen un mayor riesgo de cáncer de seno, entre otras afecciones.

 

Reemplazo hormonal

 

WebMD dice que la evidencia sugiere que cuanto más tiempo una mujer esté expuesta a las hormonas femeninas, ya sean producidas por el cuerpo, tomadas como un medicamento o entregadas por un parche, es más probable que desarrolle cáncer de seno. Eso significa que la terapia de reemplazo hormonal puede aumentar el riesgo de cáncer de seno y también indica que cuanto más tiempo una mujer permanece fértil, mayor es su riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Las mujeres que comenzaron a menstruar antes de los 12 años o entraron en la menopausia después de los 55 años habrán tenido muchas ovulaciones.

Esto aumenta el riesgo de cáncer de útero, mama y ovario, afirma la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology – ASCO). También puede afectar las posibilidades de una mujer de desarrollar cáncer de endometrio.

El aumento de peso después de la menopausia también puede aumentar el riesgo de cáncer de seno de una mujer, afirma el MD Anderson Cancer Center. Por lo tanto, mantener un peso saludable o incluso perder un poco de peso puede ser beneficioso.

Las mujeres que ingresan a la menopausia no tienen necesariamente un mayor riesgo de cáncer de seno, pero algunos factores relacionados con la menopausia pueden desempeñar un papel.

Se insta a las mujeres que desean reducir su riesgo de contraer varios tipos de cáncer a comer dietas saludables, dejar de fumar y mantener un peso corporal saludable.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *