Maite Perroni se estrena como Swinger en “El Juego de las Llaves”

Foto de Erez Sabag

La actriz Maite Perroni es reconocida por su cara angelical y sus personajes de niña buena, sin embargo, la bella mexicana tiene un lado más sexual y atrevido… Perroni está por estrenarse como ‘swinger’ en la nueva serie de Pantaya, “El Juego de las Llaves”.

Para los que no están muy familiarizados con el término ‘swinger’, aquí una breve explicación: esta es una práctica sexual que trata del intercambio de pareja o swinging, y quienes lo practican, son conocidos como swingers.

La serie ambientada en la Ciudad de México moderna y protagonizada por Maite Perroni, es una comedia sobre la monogamia en las relaciones a largo plazo, la autorrealización y el deseo. La serie sigue a cuatro parejas de amigos que deciden intercambiarse a sus respectivas parejas para darle un toque picante a su vida amorosa. A medida que cada persona viaja a través de sus propios deseos secretos, el juego adquiere una vida propia y las parejas deben enfrentar el impacto de sus decisiones y su perspectiva sobre la sexualidad.

Con un elenco de estrellas que también incluye a Sebastián Zurita y Marimar Vega, la serie de comedia dramática “El Juego de las Llaves” se estrena el 16 de agosto en Pantaya.

La artista de “Cuidado con el ángel” y “Rebelde”, nos habló abiertamente sobre este famoso estilo de vida.

Platícanos Maite, ¿cómo te sientes estrenándote como swinger?

¡Muy bien! Me parece que es una oportunidad en donde vamos a poder tocar un tema súper interesante y muy importante porque además es un tema actual, es un tema que va a hacer que nos replanteemos mucho el cómo se da nuestra vida sexual, el tema de la monogamia, el tema de las decisiones de pareja, el tema de la fidelidad.

Todos los que hemos hablado de este tema y lo hemos puesto sobre la mesa, terminamos cuestionándonos el, ‘¿tú crees, podrías, lo harías?’ y también descubres que hay gente que dice ‘si, yo soy swinger y tengo este tipo de relación con mi pareja’. Es una forma de vida, es una elección que replantea muchos temas muy interesantes.

¿Crees que esto cambie la imagen que la gente tiene de ti de niña buena debido a tus personajes?

Creo que a lo largo del tiempo uno va tomando personajes de acuerdo a las oportunidades y a las posibilidades que se van dando en el camino. Por muchos años he hecho televisión y proyectos que al ser el protagónico tienes que llevar una línea muy clara sobre esa parte romántica y heroica de la historia, pero… eso no quiere decir que yo Maite, sea una persona moralista, una persona que juzga o una persona que se espanta, simplemente son personajes que yo he representado y he tenido la oportunidad de hacer.

¿Sientes que podrías llevar un estilo de vida swinger?

Yo siempre he sido monógama, nunca he pensado en hacer las cosas diferentes porque siempre me he enfocado mucho en el hecho de compartir con una persona, en el construir algo con esa persona desde ese lugar como de la lealtad, de la fidelidad, del respeto y del amor; pero ahora que me he acercado un poco más a este tema, que me he informado y que he platicado con gente que es parte de la comunidad swinger, también he entendido esta forma de pensar y también he entendido el planteamiento del que surge este movimiento. Entiendo qué están hablando desde un lugar muy sensato y muy lógico como el plantear el hecho de que ‘sí, tenemos el amor y el respeto hacia nuestra pareja, y eso es lo más importante’.

Una pareja swinger, como un paso fundamental, tiene eso: amor, respeto, lealtad, pero también tiene mucha verdad entre ellos, al experimentar y al compartir una sexualidad abierta en donde entienden que lo que son como pareja y como familia, no determina lo que sexualmente cada uno quiera vivir. Allí es donde uno dice, ‘¡wow! entiendo, pero no sé si soy capaz de tener ese desapego, esa madurez para realmente vivirlo sin que me afecte emocionalmente’.

Entonces, ¿nunca pensarías en hacerlo?

Yo personalmente no me siento en este punto capaz, pero nunca digas nunca porque no lo sabes. No estoy diciendo que si o que no, simplemente que hasta el día de hoy no lo he vivido de esa forma y no me creo capaz de llevar una relación así, pero la entiendo, observó, escuchó y me parece muy interesante… lo respeto totalmente.

¿Qué opinan tus coprotagonistas?

Es un tema muy interesante, muy atractivo. Se logró un elenco increíble y tenemos sobre las manos un tema que podemos explorar de una manera que va a generar controversia y al mismo tiempo va a hacer que se vuelva un tema de conversación.

 

“Ese es el planteamiento del juego, tú vas a tener sexo con el que sea el dueño de la llave que escogiste…

después vuelves a tu casa, con tu esposo a ser feliz”.

 

¿Cómo sientes que ha influenciado este personaje tu vida personal?

Para mí no es una novedad, para mi es parte de mi vida diaria y creo que es súper sano tener una vida sexual activa, plena, sana y responsable. Ahora tengo la oportunidad de interpretar una historia diferente que creo que es muy importante y oportuna ante este momento que estamos viviendo donde siempre estamos hablando del poliamor, de las relaciones abiertas, de la monogamia, de la fidelidad, ‘¿existe o no existe?’, e intercambio de parejas. Hay muchos temas sobre la mesa que están como revolucionando de una forma publica el tema de la sexualidad.

Yo he tenido la oportunidad de tener una educación sexual y una seguridad en ello que me ha permitido desenvolverme en mi vida íntima y personal de forma libre, responsable y consiente; y creo que es lo más importante. Ahora, me ha tocado hacer un personaje que me permite explorar un poco más este tema de una forma pública, puesto que va a salir en un proyecto y una plataforma como Pantaya.

Foto de Erez Sabag

¿Te identificas con tu personaje?

Me puedo identificar con mi personaje en cuanto a que es una mujer entregada a su familia, a su pareja, al amor, pero que también es una mujer sexualmente activa y que se siente segura en ella. Para mi es importante que sexualmente haya una conexión más allá únicamente del placer físico; sino de la conexión que exista con la otra persona y del respeto y del amor hacia la otra persona. En ese sentido, me identifico con mi personaje porque para ella también es así.

¿Cómo crees que se reciba este tema? ¿Sientes que aún hay muchos tabús entre los latinos?

Si, definitivamente hay muchos tabús. Hay mucha información que tenemos que es una herencia social, muchas cosas aprendidas que son herencias de lo que está bien y está mal según la sociedad, pero también creo que es un tema que va a generar mucha polémica porque es un tema que cuando lo compartes y lo abres, todo el mundo opina, todo el mundo tiene que decir. Te das cuenta que cuando se pone sobre la mesa, como que la gente se libera y empieza a opinar y a platicar sobre puntos de vista que tal vez no hubiera compartido antes. Al no sentir que hay un juicio, hay una puerta que se abre para poder tener un dialogo más sincero… ¡y eso me encanta!

¿Crees que los latinos estemos preparados para hacer ‘swinging’?

¡Claro! Hay muchísima gente latina swinger. Nada más en México hay 15 millones de personas. Existe ese juego [El Juego de las Llaves], el que vamos a contar en la historia y por el cual vamos a ir llevando esta dinámica de intercambio de parejas. Es un juego que existe desde los setentas, que se trata de estar en una reunión en donde los hombres ponen las llaves de su coche o las llaves de sus casa en un ‘bowl’ de cristal y las mujeres toman una de esas llaves. Ese es el planteamiento del juego, tú vas a tener sexo con el que sea el dueño de la llave que escogiste… después vuelves a tu casa, con tu esposo a ser feliz (ríe).

Fotos de Erez Sabag

¿Este ‘Juego de las Llaves’ es algo moderno?

Lo más interesante es que no es algo que estamos inventando, ¡es una dinámica que existe hace más de 40 años! Yo conozco historias de gente que ha vivido esto en México en un club de golf súper conocido, en una de las ciudades más grandes del país, en donde hace 40 años era algo normal.

Después de hacer este personaje ¿te sientes más sexy, más sexual?

No, me siento exactamente igual pero obviamente muy ilusionada porque me da gusto de que podamos tener la posibilidad de contar una historia diferente, una historia actual, una historia que creo que va a generar cosas positivas. Una historia donde no estamos juzgando a nadie. No estamos invitando a que la gente sea swinger ni tampoco estamos criticando a la comunidad swinger. Estamos planteando la historia de parejas que forman parte de esta comunidad; y que cada una va a tener un conflicto diferente a partir de esta decisión, y que estoy segura de que la gente se va a identificar con alguna u otra historia.

 

Notas relacionadas: ‘La Diabla’ Kimberly Reyes en El Final del Paraíso: “Me moría por interpretar a una villana”. 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *