Madre hispana aplaude aprobación de ley que previene el abuso sexual infantil en las escuelas

La activista Connie Altamirano esperando la aprobación de la Ley de Erin, con sus compañeros en la lucha Erin Merryn y Gary Greenburg en la Asamblea estatal. (Cortesía de Connie Altamirano)

Un activista hispana finalmente puede descansar después de que la Asamblea aprobara de manera aplastante la “Ley de Erin” en las últimas horas de la sesión legislativa, lo que convierte a Nueva York en el estado número 37 en adoptar la medida.

Connie Altamirano, una madre soltera de 45 años de edad que sufre de trastorno de estrés postraumático y otras complicaciones como consecuencia de su propio abuso sexual cuando era niña, trabajó incansablemente para abogar por la aprobación de la Ley para Víctimas de Abuso Sexual Infantil, que el Gobernador Andrew Cuomo promulgó como ley en febrero. Ella prometió que no detendría sus esfuerzos de cabildeo en Albany hasta que también se aprobara la Ley de Erin.

El proyecto de ley, patrocinado por la senadora estatal Alessandra Biaggi del Bronx, requiere que el comisionado de educación haga recomendaciones a la junta de regentes para instruir sobre la prevención de la explotación y el abuso sexual infantil desde el jardín de infantes hasta el octavo grado. El objetivo es proporcionar capacitación para que los niños identifiquen y respondan adecuadamente al abuso sexual.

“Hicimos historia hoy en la Asamblea de Nueva York”, dijo Altamirano. “Felicito a los miembros de la Asamblea por aprobar la Ley de Erin y presentar una de las herramientas educativas más importante que no solo educará, sino que ayudará a dar voz a los niños que han sido víctimas de abuso sexual. Lo que faltaba en nuestro sistema educativo durante décadas era un plan de estudios de prevención del abuso sexual que ayude a romper el ciclo predominante del abuso sexual sistemático infantil”.

Llamada así por Erin Merryn, la sobreviviente que fundó la Ley de Erin, quien año tras año presencio como no pasaba la Asamblea después de su aprobación en el Senado, ahora le complace ver que la Asamblea la aprobó con una abrumadora votación de 143-1.

“He pasado los últimos siete años pasando miles de horas en el teléfono y enviando correos electrónicos a legisladores y reporteros, docenas de entrevistas en los medios de comunicación tratando de aprobar la Ley de Erin en Nueva York”, dijo Merryn. “Los niños de Nueva York finalmente tendrán voz y estarán armados con herramientas para hablar y decir si han sido maltratados gracias a esta educación que recibirán una vez al año bajo la Ley de Erin”.

También agradeció al activista y sobreviviente de abuso sexual infantil en Albany, Gary Greenburg, quien creó el PAC de Fighting for Children que trabajó estrechamente con Altamirano para presionar a los legisladores para que aprobaran la legislación.

Ahora Altamirano busca que el gobernador Andrew Cuomo la firme como ley para que el plan de estudios obligatorio se pueda implementar a tiempo para el nuevo año escolar en septiembre.

 

Notas relacionadas: Madre abusada sexualmente de niña dice que la educación es clave para evitar los abusos en menores

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *