Junta comunitaria de SEPA Mujer orienta a indocumentados sobre las licencias de conducir

Junta comunitaria de SEPA Mujer orienta a indocumentados sobre las licencias de conducir

Asistentes al evento en Patchogue se informan sobre el proyecto de ley que busca la restauración de las licencias de conducción para todos los inmigrantes indocumentados en Nueva York.

 

Continúa creciendo el grupo de solicitantes para las licencias de conducción en el estado de Nueva York. En una carrera contra el tiempo, las diferentes organizaciones y líderes locales trabajan para lograr informar y empoderar a la comunidad inmigrante, en especial a los indocumentados hispanos, sobre cómo obtener este ansiado permiso para manejar sin temores y con mayor seguridad en las pistas neoyorquinas.

En esta oportunidad la cita se dio el domingo 31 de marzo en la sede principal de la organización SEPA Mujer en Patchogue, condado Suffolk. El objetivo de la junta comunitaria a la cual acudieron un gran número de personas fue informar sobre la moción presentada y la situación de la misma para que sea la comunidad la que se ponga al frente y luche por la restauración de las licencias de conducir.

En las diferentes reuniones en nuestra área, el llamado de SEPA Mujer ha sido una invitación cordial para que los inmigrantes indocumentados o documentados se hagan visibles como miembros urgidos por obtener el documento que lo acredita como un conductor calificado en todo Nueva York.

“La comunidad conoce la importancia de tener la licencia pero no quieren hacer nada para que nos puedan dar ese permiso que tanto necesitamos, y eso me enoja porque sino nos unimos, nunca nos van a prestar atención”, comentó Angel Cardoso, un inmigrante guatemalteco presente en la junta.

 

Junta comunitaria de SEPA Mujer orienta a indocumentados sobre las licencias de conducir

Vemos a Irma Solis, directora de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, y a Dulce Rojas, organizadora de SEPA Mujer, acompañadas de todo el equipo que lideró la junta comunitaria sobre las licencias de conducción. (Foto: Noticia)

 

Presión sobre políticos

 

Con la sala totalmente llena, los asistentes fueron instruidos para que hagan presión sobre sus respectivos asambleístas y senadores en la legislatura de Albany, NY, y así poder conocer la postura de ellos frente a la propuesta de ley que busca restaurar las licencias.

También los expositores hicieron un llamado directo todas las organizaciones y sectores políticos para que hagan público su apoyo hacia la comunidad inmigrante indocumentada que busca legalizar sus estatus para conducir sus vehículos sin problemas rumbo a sus trabajos o la escuela.

“La restauración de las licencias es la posibilidad para obtener mi libertad, para dejar de ser humillada y sometida por la persona que me dio el seguro para mi carro”, nos confesó Zulma Reyes, quien prefirió mantener su rostro en secreto, evitando ser fotografiada para no sufrir alguna represalia después.

“Es un estado desquiciado al que me tiene sometida, a su constante acoso en donde en la mañana tengo el seguro pero luego en la noche no, y horas después vuelvo a tenerlo”, señala sumamente preocupada.

“Tengo miedo que en algún momento si no cedo ante sus cambios de humor (del asegurador) pueda llamar de manera anónima la policía y reportar mis placas … y la verdad no quiero ser deportada. Como le dije al inicio, estoy en un estado de total desequilibrio emocional”, recalcó Reyes.

 

Junta comunitaria de SEPA Mujer orienta a indocumentados sobre las licencias de conducir

Junta comunitaria de SEPA Mujer orienta a indocumentados sobre las licencias de conducir. (Foto: Noticia)

 

Lleve a su abogado

 

En la reciente junta comunitaria de SEPA Mujer sobre las licencias de conducción nuevamente se enfatizó en la importancia de que si un inmigrante indocumentado es multado por alguna infracción de tránsito éste debe acudir a la corte acompañado de un abogado para así poder defender su caso.

“El no cumplimiento de la cita es muy probable que afecte su estilo de vida a corto, mediano o largo plazo, por lo que acudir, es la mejor opción”, aseguró Irma Solis JD, directora de la sede en Suffolk de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU, por sus siglas en inglés).

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *