Inmigrantes rechazan ayudas del gobierno por miedo

Sonia Lin, consejera general y directora de políticas de la Alcaldía explica como los inmigrantes no ciudadanos que son elegibles a SNAP han dejado de recibir las ayudas a una tasa mayor que los ciudadanos de los Estados Unidos. (Foto de El Correo NY)

Los inmigrantes que residen en la ciudad de Nueva York y que son elegibles para el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), mejor conocido como cupones de alimentos, han preferido dejar de recibir la ayuda que les otorga el gobierno federal por temor a posibles consecuencias migratorias.

El Departamento de Servicios Sociales de la Ciudad de Nueva York (DSS), en colaboración con la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del alcalde (MOIA), presento un análisis de los datos de inscripción de (SNAP) durante los últimos dos años. Los inmigrantes no ciudadanos que son elegibles y que reciben legalmente los beneficios de (SNAP) han dejado de recibir las ayudas o han decidido no inscribirse, a una tasa mayor que los ciudadanos de los Estados Unidos en el programa.

Aunque de acuerdo a los expertos no se puede probar de manera definitiva que la propuesta del cargo público aplicada por la actual administración haya provocado estos cambios, el análisis si identifica una correlación importante entre las familias inmigrantes elegibles que están evitando el (SNAP) por temor a posibles consecuencias migratorias. Aseguran que no existe otro factor identificable que haya causado la magnitud de esta caída entre los no ciudadanos elegibles, y de hecho, esta disminución ha ocurrido a pesar de los esfuerzos continuos y crecientes de la ciudad de Nueva York para ampliar la inscripción de (SNAP) entre los inmigrantes neoyorquinos elegibles.

“Pienso que nosotros, que somos inmigrantes -y en el caso particular mío que tengo una hija nacida acá y que se encuentra en condición de discapacidad y por la cual recibo una ayuda, optamos por no recibir cupones ni nada por el estilo, porque no quiero que el día de mañana las autoridades digan que mi hija depende del Estado y no de sus padres. Es un miedo el que se tiene y eso nos obliga a rechazar las ayudas”, expresó uno de los asistentes con estatus migratorio no definido, que por cuestiones de privacidad decidió quedar en el anonimato.

CIFRAS

Según cifras del Departamento de Servicios Sociales de la Ciudad de Nueva York (DSS) en los cinco condados y en comparación con los ciudadanos elegibles de los Estados Unidos, muchos más neoyorquinos elegibles que no son ciudadanos se están retirando, o no se están inscribiendo en (SNAP). La tasa de disminución para los no ciudadanos elegibles es el doble que la de los ciudadanos elegibles. La disminución entre los no ciudadanos elegibles comenzó en 2016, pero se ha acelerado desde que comenzaron los rumores sobre la regla de la carga pública en 2017 bajo la actual Administración del presidente Donald Trump

El análisis estima que entre 2017 y 2019, 25,000 no ciudadanos que eran elegibles dejaron de recibir la ayuda. Esta cifra es calculada en función de la diferencia entre las tasas de disminución para los no ciudadanos elegibles frente a los ciudadanos de los Estados Unidos. El DSS supone que si no hubiera habido un efecto alarmante, los no ciudadanos elegibles se habrían retirado del SNAP a las mismas tasas que los ciudadanos elegibles de los Estados Unidos.

Las disminuciones en la participación incluyen personas que de otra manera son elegibles para el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP) pero que:

• Optan por no aplicar
• Se dan de baja activamente de SNAP
• Eligen no volver a certificar su elegibilidad, lo cual es necesario para mantener los beneficios

Las personas también pueden optar por no volver a certificar o cancelar la inscripción debido a su mejora económica.

 

Otras noticias: Legalizan bicicletas eléctricas días después de autorizar licencias de conducir para indocumentados

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *