Informe “Caminos Seguros” demuestra la necesidad de extender las licencias de conducir a inmigrantes indocumentados

En la foto Ana María Archila, codirectora ejecutiva del Centro para la Democracia Popular durante la presentación del informe “Caminos Seguros en el Área Triestatal”. (Foto El Correo NY)

Alfonso Hernández, mexicano, llego como muchos a este país, con la ilusión de trabajar y sacar adelante a su familia. Sin embargo, el sueño de tener su propio negocio muy pronto se vio obstaculizado por no contar con una licencia de conducir. A pesar de las innumerables dificultades, Hernández supo sortear las adversidades, no obstante, para miles de residentes de Nueva York y Nueva Jersey, la lucha continúa por pasar legislación que permita las licencias de conducir a indocumentados.

“Cuando llegue a este país hace 27 años, llegue indocumentado, y tuve muchas dificultades para movilizarme”, expresó quien ahora es propietario del restaurante ‘Ay Chihuahua’ en Passaic, Nueva Jersey. “Afortunadamente ya cuento con una licencia de conducir y un estatus migratorio legal, pero no puedo olvidarme de las necesidades que viví por no tener una licencia de conducir. Creo que es importante seguir en esta lucha y apoyar para que el gobierno apruebe esta ley, que en realidad no es un lujo, la licencia es una necesidad”.

Teniendo en cuenta esta problemática social que viven muchos inmigrantes, hace unos días, inmigrantes de Nueva York y Nueva Jersey se unieron a expertos nacionales para dar a conocer un nuevo informe denominado “Caminos Seguros en el Área Triestatal: Expediente para ampliar el acceso a licencias de conducir en Nueva York y Nueva Jersey”. El informe, escrito por el Centro para la Democracia Popular y el Centro Nacional de Derecho Inmigrante, demuestra la necesidad de extender las licencias de conducir a los inmigrantes indocumentados en ambos estados.

El nuevo informe destaca que 752,000 inmigrantes indocumentados mayores de 16 años en Nueva York y 484,000 inmigrantes indocumentados en Nueva Jersey serán elegibles para solicitar licencias de conducir. De acuerdo con el Instituto de Política Fiscal y Perspectiva Política de Nueva Jersey, se espera que un estimado de 265,000 neoyorquinos indocumentados y 222,000 residentes de Nueva Jersey indocumentados aprovechen este programa en los primeros tres años.

“La evidencia en todo el país es clara: garantizar el acceso a las licencias de conducir para todos, independientemente de su estatus migratorio, es una política pública sólida que hace que las carreteras sean más seguras, se estimule la economía, y se mantengan unidas a las familias”, dijo durante la conferencia Ana María Archila, codirectora ejecutiva del Centro para la Democracia Popular, enfatizando el beneficio para los estados de Nueva York y Nueva Jersey de aprobarse este proyecto de ley.

 

Inmigrantes de Nueva York y Nueva Jersey, entre ellos Alfonso Hernández, solicitan mayor acceso a las licencias de conducir. (El Correo NY)

El informe comparte puntos clave a favor de aprobar una política integral que permita a todos los residentes de los Estados de Nueva York y de Nueva Jersey, independientemente de su estatus migratorio, acceder a las licencias de conducir. Los datos demuestran que:

Asegurar que los conductores cuenten con una licencia de conducir mejora la seguridad vial en las carreteras.
• Mayor acceso a las licencias de conducir aumenta los ingresos estatales al tiempo que crea oportunidades económicas para las familias.
• El acceso a las licencias de conducir ayudará a mantener unidas a las familias inmigrantes.

Fausto Jiménez, ecuatoriano y residente en la gran manzana les hace el siguiente llamado a las autoridades legislativas: “yo trabajo en construcción y necesito la licencia de conducir para movilizarme de un Estado a otro con mi herramienta. Necesitamos que nos apoyen para que pase este pedido en la asamblea, y nos den la oportunidad de manejar nuevamente en este país”.

Actualmente, la legislación se encuentra bajo consideración en ambos estados (Nueva York y Nueva Jersey), y en caso de aprobación, permitiría a los inmigrantes, independientemente de su estatus migratorio, seguir el mismo proceso que otros residentes para obtener una licencia de conducir que incluye: solicitar una licencia, realizar una prueba de manejo y finalmente obtener una licencia.

 

 

Notas relacionadas: Activistas piden “luz verde” para licencias de conducir a indocumentados

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *