Indignación por hallazgo de suministros vencidos en medio de la tragedia de Puerto Rico

Indignación por hallazgo de suministros vencidos en medio de la tragedia de Puerto Rico

Políticos de Long Island y Nueva York que están presentes en Puerto Rico, condenaron el desperdicio de la ayuda enviada a la Isla tras el paso del huracán María en 2017. (Foto: Noticia)

 

En medio de la tragedia que vive Puerto Rico por la constante actividad sísmica que sacude la isla desde hace dos semanas, ahora se ha destapado un escándalo al ser encontrado un almacén lleno de suministros que fueron destinados a la ayuda humanitaria en el año 2017, tras el paso del huracán María, y que contiene parte de los productos con fecha vencida por lo que actualmente no sirven para el consumo humano, justo cuando más lo necesitan los dannificados puertorriqueños.

El almacén colmado de insumos fue descubierto este sábado 18 de enero en Guancha, Ponce, con agua, carpas, baterías, gas propano, sábanas, estufas y otros productos de primera necesidad, algunos de ellos ya inservibles debido a su fecha de vencimiento.

 

 

Tras el descubrimiento que generó indignación en los residentes de Puerto Rico, quienes a través de las redes sociales repudiaron el proceder de las autoridades competentes que no entregaron esta ayuda, también se comenzó a difundir con rapidez la situación de muchos boricuas que llegaron hasta dicha bodega para tratar de hacerse con alguno de los productos allí almacenados.

José Reyes, ayudante general de la Guardia Nacional, nominado como nuevo comisionado de Negociado para la Gestión de Emergencias y Gestión de Desastres (NMEAD) afirmó que hay otros 7 almacenes alrededor de la isla “bien abastecidos”. Reyes empezó a ocupar este cargo después que la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, relevara de su puesto a Carlos Acevedo tras las denuncias ciudadanas ante este escándalo.

“Lo que yo he visto aquí es una desgracia”, dijo a Noticia el asambleísta estatal Phil Ramos, presente en la zona afectada de Puerto Rico como parte de una misión humanitaria que recientemente viajó desde Long Island y Nueva York. “Este hecho seguro va a ser usado por el presidente Trump en su deseo de no ayudar a la isla”, aseveró el representante del Distrito 6.

 

Indignación por hallazgo de suministros vencidos en medio de la tragedia de Puerto Rico

Los temblores que no dan tregua han obligado a los residentes a vivir en una situación de desplazamiento. (Foto: Noticia)

 

No hay donde dormir

 

De acuerdo a la expedición emprendida por la delegación neoyorquina, una de las necesidades más grandes es que las personas interesadas en hacer donaciones para los damnificados de Puerto Rico lo hagan a través de agencias establecidas y no vía el gobierno federal para que así la ayuda y donativos lleguen en el menor tiempo posible a la isla caribeña.

“Esto puede causar problemas en cuanto a la confianza de las personas al momento de hacer sus donaciones lo que empeoraría aún más la situación y eso sería desastroso”, señaló dijo a Noticia el senador estatal Luis Sepúlveda, quien también hace parte fundamental de la misión humanitaria.

En medio de la tragedia de Puerto Rico, y el aparente abandono por parte del gobierno de los Estados Unidos, la solidaridad es la mejor aliada, algo que se puede constatar con la operación conjunta realizada por organizaciones musulmanas de la isla que se unieron a la comitiva del asambleísta Ramos. Ayudarse entre sí es la estrategia de supervivencia que emplean con más fuerza, sin importar ningún tipo de distinciones.

“Tengo entendido que tras este vergonzoso hecho la gobernadora empezó una investigación pero por ahora se necesitan catres para dormir, las familias no tienen en donde descansar”, insistió el senador Sepúlveda.

 

Indignación por hallazgo de suministros vencidos en medio de la tragedia de Puerto Rico

Comunidad musulmana y la delegación humanitaria de Long Island se unieron en una jornada de ayuda. (Foto: Noticia)

 

Efectos psicológicos

 

Convertirse en un ciudadano a la deriva en Puerto Rico, viviendo en campos abiertos por miedo a los daños que puede causar la caída de estructuras, y pasar la noche en improvisados escenarios para dormir, sin los implementos apropiados para la protección del aire y el frío, junto a la carencia de implementos esenciales para sobrevivir y el preocupante movimiento de la tierra, empieza a mostrar sobre los rostros de hombres, mujeres, niños y ancianos puertorriqueños un panorama más desolador que los mismos derrumbes de sus casas.

“Yo creo que a mediano plazo se va a necesitar mucha ayuda psicológica”, afirmó Ramos. El asambleísta asegura que ningún país del mundo puede iniciar su reconstrucción cuando los movimientos diarios continúan paralizando cualquier tipo de restauración que se comience.

“Hay jornadas en las que son más de 5 o 6 movimientos sísmicos. Incluso en los más fuertes la paranoia empieza a apoderarse de los afectados por este desastre natural”.

Por ejemplo, en el pueblo de Adjuntas, más de 100 familias están necesitando catres para dormir. Los niños y ancianos empiezan a enfermarse por la humedad y la situación se repite en Peñuelas y en la mayoría del territorio.

El gobierno local intenta trasladar a todas estas personas a centros de refugiados ubicados en estadios de béisbol. Estos centros cuentan con servicios ofrecidos por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA). Entre los programas hay algunos destinados a los niños para reducir así sus niveles de estrés.

 

Indignación por hallazgo de suministros vencidos en medio de la tragedia de Puerto Rico

Entre los productos que más necesitan los puertorriqueños están los implementos de aseo familiar y cuidado femenino. (Foto: Noticia)

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *