Incomunicados… Detractores dicen ser excluidos de reuniones sobre nuevas cárceles

Opositores y simpatizantes de nuevas cárceles estuvieron en la polémica junta Directiva Comunitaria 1 en Manhattan, el lunes, 8 de abril. (Foto: Rachel Holliday Smith/THE CITY)

Por: Ese Olumhense, Christine Chung, Claudia Irizarry Aponte y Rachel Holliday Smith, de THE CITY

A medida que avanza un plan de $10 mil millones para construir cuatro nuevas cárceles en toda la ciudad, muchos residentes y activistas dicen que han sido excluidos de los mítines durante meses.

“Ellos dicen: ‘Oh, hay muchas oportunidades para la participación de la comunidad’”, dijo Nancy Kong, una activista comunitaria de Manhattan. “No, ustedes ya tomaron la decisión. Ya pusieron esa torta en el horno. Ahora solo estamos pasando por las formalidades”.

Ocho meses después de que el alcalde Bill de Blasio anunció el plan de la ciudad para trasladar a los presos de la famosa Rikers Island a cárceles más pequeñas en el Bronx, Brooklyn, Queens y Manhattan, el proceso de revisión pública empezó oficialmente.

Durante los próximos meses, las juntas comunitarias de los vecindarios afectados (Mott Haven, Boerum Hill, Kew Gardens y Chinatown) y los presidentes de los condados brindarán asesoría sobre las cuatro nuevas cárceles. Luego, la Comisión de Planificación de la Ciudad, el Concejo Municipal y el Alcalde darán su voto.

Pero antes del proceso de revisión obligatoria, la administración de De Blasio estableció el pasado otoño reuniones del Comité Asesor Vecinal (NAC). Los funcionarios prometieron que las sesiones involucrarían significativamente a la comunidad “de manera sólida y transparente”.

Sesiones solo por invitación

Sin embargo, las reuniones se realizaron sólo con invitación y las listas de asistentes no se hicieron públicas. Las actas fueron escritas por la firma de arquitectos contratada por la ciudad para el diseño del plan de la cárcel. A los reporteros locales, incluyendo a dos de THE CITY, se les prohibió repetidamente asistir a las sesiones.

El entonces portavoz de la Oficina de Justicia Criminal (MOCJ) de la alcaldía, Patrick Gallahue, dijo en el invierno que las reuniones de NAC eran privadas, citando “reglas básicas que establecimos con los participantes desde el principio”.

Esas reglas, de acuerdo con los miembros de NAC con los que THE CITY habló, implican un proceso no representativo de las comunidades que serán afectadas por las nuevas cárceles.

“Es un comité inútil que se formó básicamente para que puedan decir que tuvimos reuniones en el vecindario”, dijo Sylvia Hack, miembro de NAC Queens. “Es sólo basura”.

Ese es un sentimiento compartido por los detractores del plan de las cárceles en toda la ciudad. El enojo sobre los planes se ha extendido a las audiencias preliminares en las juntas comunitarias, algunas de las cuales se han convertido en peleas a gritos.

Concejales de Manhattan, el Bronx y Queens dijeron que han coordinado esfuerzos informativos en los últimos meses, pero los críticos dicen que no es suficiente.

La concejal Diana Ayala, cuyo distrito incluye el sitio propuesto para la nueva cárcel de El Bronx, dijo en una declaración que ha mantenido 14 reuniones con residentes sobre el plan desde septiembre. Los asistentes, dijo: “fueron informados sobre el plan de la Administración, se les ofreció la oportunidad de expresar sus inquietudes y se les pidió que compartieran sus opiniones sobre las futuras inversiones en la comunidad”.

Sin embargo, algunos críticos señalaron que algunas de las reuniones de Ayala fueron sólo por invitación y no fueron anunciadas a la comunidad.

“Es una ilusión de inclusión y aportes de la comunidad, porque ya se tomó la decisión”, dijo Arline Parks, quien preside el Comité de Uso de Tierras de la Junta Comunitaria de El Bronx 1 y es la Directora Ejecutiva (CEO) de la Asociación de Vivienda Mutua Diego Beekman, un complejo cooperativo cerca de la cárcel propuesta para El Bronx.

Ella dijo que fue invitada a algunas de las reuniones de Ayala, pero se negó a asistir porque no sentía que fueran productivas.

Jan Lee, residente de Chinatown, dijo que una representante de la concejal de la ciudad, Margaret Chin, lo llamo para invitarlo a una reunión a puerta cerrada sobre el plan antes del anuncio del alcalde el 15 de agosto.

“Dijeron…Es solo por invitación. No habrá invitación. Tendrá una llamada telefónica. Le haremos saber cuándo y dónde será”, dijo a THE CITY.

Miedo de que ya sea un “trato hecho”

Kong, un miembro de NAC de Manhattan, cree que la administración de de Blasio y Chin decidieron hace meses que el plan de la cárcel era “un trato hecho”.

Rush Perez, portavoz de Chin, dijo que “ha quedado claro que ella apoya el cierre de la Isla Rikers”.

“Ese apoyo ha requerido una conversación sobre el futuro de una cárcel existente en el distrito de su consejo. Ella continuará asegurándose de que todas las voces sean escuchadas como parte de un proceso público abierto”, dijo.

La concejal Karen Koslowitz, cuyo distrito incluye Kew Gardens, organizó en septiembre una reunión comunitaria sobre la propuesta, dijo su portavoz, Michael Cohen.

El 27 de marzo, Koslowitz y otros líderes de la comunidad de Queens, incluidos 20 residentes de Kew Gardens y Briarwood, se reunieron en privado con de Blasio. Cohen dijo que los opositores estaban “bien representados”.

En una grabación provista por los opositores del plan que estaban en la sala, el alcalde defendió la visión de sus cárceles.

”Somos neoyorquinos. Eso significa que sabemos que no siempre estamos de acuerdo en todo”, dijo. “Estamos presentado un plan que creo es para el interés a largo plazo de la ciudad de Nueva York, y al solicitar que las comunidades de la ciudad formen parte de la solución, también tenemos una obligación especial para esas comunidades”.

Alicia Lauer, portavoz de MOCJ, agregó: “el proceso de revisión pública está en curso y habrá más oportunidades para la participación pública a medida que avancemos”.

Las cuatro juntas comunitarias tienen hasta el 25 de mayo para proporcionar sus opiniones y conclusiones sobre el plan antes de que se dirija a los presidentes de los condados.

 

Esta historia fue publicada originalmente por THE CITY, una organización de noticias independiente, sin fines de lucro, dedicada a informes contundentes que sirven a la gente de Nueva York.

-Traducción de Raquel Romero

Otras noticias: Inauguran nuevo edificio de vivienda asequible

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *