Incierto el futuro de miles de jóvenes ‘Soñadores’ en Estados Unidos

Incierto el futuro de miles de jóvenes 'Soñadores' en Estados Unidos

El destino de más de 660.000 “Dreamers” quedó en manos del Tribunal Supremo de Estados Unidos. (Foto: Victoria Hernández)

 

El largo camino de los jóvenes “Soñadores” continúa su trabajo de protección del programa DACA que les permite permanecer legalmente en territorio de los Estados Unidos, acceder a la universidad y encontrar trabajos.

El interés de las comunidades inmigrantes se centraliza en Washington D.C. lugar donde la Corte Suprema se reunió el pasado 12 de noviembre para evaluar las pruebas expuestas por los demandantes y finalmente decidir sobre el futuro de los “Dreamers” en EE.UU.

“Las acciones raciales del presidente Trump nos permite ganar las demandas ante la Corte Federal”, dijo Cecilia Martínez, quien por largo tiempo ha trabajado en temas migratorios del TPS y por los derechos de la comunidad amparada por DACA. “Él está en un lenguaje de odio y nosotros siempre defenderemos la imagen de los Dreamers” insistió.

Los comentarios divisivos puestos en un Twitter por el mandatario estadounidense fueron sin duda uno de los factores que motivaron y determinaron el carácter de lucha de quienes en la capital del país y bajo la lluvia gritaron a favor de la protección del DACA.

Los argumentos presentados en la Corte Suprema van desde el desequilibrio familiar, hasta poner el riesgo las vidas de quienes ahora se benefician de DACA.

Vale la pena recordar que algunas multinacionales y universidades enviaron cartas para pedir la no cancelación de este programa migratorio al considerar el talento hispano como un potencial para el crecimiento económico, cultural y social de EE.UU.

A las afueras del Capitolio, “Soñadores” y simpatizantes de esta causa esperaron toda la jornada a que la Corte Suprema de justicia escuchara las dos versiones sobre este delicado tema que pone en jaque a más de 660.000 jóvenes entre profesionales, estudiantes universitarios, y sus núcleos familiares que pueden ser disueltos por orden del presidente Trump.

“La unidad de toda la comunidad hispana es lo que funciona para ganar estas luchas por la defensa de los derechos de los inmigrantes”, recalcó Martínez.

Finalmente, el Tribunal Supremo del país tendrá un período de tiempo, hasta junio del 2020, para tomar una decisión final a favor o en contra de quienes han estados amparados por el DACA.

 

Un País de Inmigrantes

 

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, se declaró confiada de que los que apoyan DACA ganarán y aseguró que apoyan este amparo porque reconocen que EE.UU. “es un país de inmigrantes”. “En nuestra oficina tenemos 42.000 ‘soñadores’ y hay 700.000 y todo el país”, señaló.

Por su parte, la magistrada de la Corte Suprema, la neoyorquina de herencia puertorriqueña Sonia Sotomayor, pidió tener en cuenta las consecuencias de la decisión de acabar con DACA, al advertir que “no es acerca de la ley” sino de la elección de “destruir vidas”.

A su turno, la magistrada Ruth Bader Ginsburg criticó, al referirse a la exposición del Gobierno, que uno de los documentos citados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) está “infectado” con la idea de que DACA es “ilegal”.

Pero el presidente del tribunal, John Roberts, apuntó que no está en debate la deportación de los beneficiarios de DACA, al indicar que esa posibilidad ha sido descartada, y puntualizó que este plan se trata sobre “permisos de trabajo y otros beneficios”.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *