Huntington le rindió honores a los militares caídos en Irak

Huntington le rindió honores a los militares caídos en Irak

Bandera de EE.UU. a medio mástil en el Veterans Plaza en honor a los 7 fallecidos en el accidente del helicóptero militar.

 

El supervisor Chad A. Lupinacci ordenó que las banderas de todos los edificios del Pueblo de Huntington permanezcan a media asta el lunes 19 de marzo para honrar al teniente del Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY) Christopher Raguso y a sus compañeros quienes murieron cuando un helicóptero militar de los Estados Unidos se estrelló en el oeste de Iraq, el pasado jueves.

Raguso (39 años), oriundo de Commack, falleció junto con otros tres miembros de la Guardia Nacional de Nueva York que eran de Long Island y otros tres miembros del servicio adicional mientras servían a bordo del helicóptero HH-60 Pave Hawk en su última misión. Raguso perdió la vida como consecuencia de las lesiones sufridas.

Los caídos neoyorquinos son el capitán Jefe de Bomberos Christopher “Tripp” Zanetis (37 años); el capitán Andreas O’Keeffe (37 años), de Center Moriches; y el sargento Dashan Briggs (30 años), de la base militar de Port Jefferson.

Asímismo, fallecieron el capitán Mark Weber (29 años), de Colorado Springs, CO; el sargento maestro William Posch (36 años), de Indialantic, FL; y el sargento de personal Carl Enis (31 años), de Tallahassee, FL.

Huntington le rindió honores a los militares caídos en Irak

Cuatro aviadores de la Guardia Nacional Aérea de Nueva York murieron la semana pasada en Irak. Ellos son: Capt. Andreas O’Keeffe, 37, arriba a la izq.; Maestro Sgt. Christopher Raguso, 39, arriba a la der.; Christopher Zanetis, 37, abajo a la izq.; y el sargento del personal Dashan Briggs, 30, abajo a la der. (Foto por el Departamento de Defensa)

 

“La gente de nuestro pueblo está profundamente agradecida con sus seres queridos por su sacrificio en la protección de la seguridad de nuestra nación” dijo el supervisor Lupinacci al ofrecer sus condolencias a las familias de los caídos.

“En nombre de Huntington, ustedes tienen nuestras más profundas condolencias y nuestras oraciones estarán con ustedes y sus familias en este triste y trágico momento”, agregó.

El patriotismo del bombero Raguso se demostró en todos sus años de servicio, no solo con el Grupo 106 de Rescate de la Guardia Nacional Aérea de Nueva York al que pertenecía, sino en el Departamento de Bomberos de Commack y en el FDNY, donde constantemente arriesgó su vida para proteger y servir a su comunidad.

Por su parte, el ejecutivo del condado de Suffolk, Steve Bellone, señaló compungido “Esta tragedia sirve como un crudo recordatorio de los sacrificios que nuestros héroes en uniforme enfrentan todos los días”.

“Mis más sinceras condolencias están con los miembros de la familia y les pido a todos los neoyorquinos que los tengan en sus pensamientos y oraciones durante este momento difícil”, añadió.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *