Futuro de Dreamers está en manos del Congreso

Sería más que trágico que 800.000 soñadores pierdan su protección legal y queden sujetos a deportación.

Manifestantes participan en una marcha durante la rueda de prensa del fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, sobre la eliminación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), en las inmediaciones del Departamento de Justicia en Washington DC.

DACA siempre fue una solución Band-Aid (curita o bandita en español) porque el Congreso ha fallado repetidamente en promulgar una reforma migratoria con sentido común. Fue un programa polémico debido a la forma en que se promulgó – por decreto ejecutivo en vez de ser promulgada a través del poder legislativo.

Sin embargo, el programa tuvo un tremendo impacto y ayudó a cientos de miles de jóvenes inmigrantes a salir de las sombras y a unirse a la corriente principal de la sociedad.

Los soñadores merecen algo más que una simple continuación de un remedio. Ellos merecen un camino hacia la ciudadanía que sólo puede venir a través del Poder Legislativo. (La primera ley DREAM fue propuesta en el 2001, pero fue rechazada repetidamente debido a cuestiones partidistas).

Sería más que trágico que 800.000 soñadores pierdan su protección legal y queden sujetos a deportación.

Insto firmemente al Congreso a dejar de lado la política, y rápidamente llegar a un acuerdo sobre la legislación para proteger a los soñadores en el corto plazo y, finalmente, proporcionar un camino a la ciudadanía. También exhortaría a todos los estadounidenses de buena fé a presionar a sus funcionarios electos para que apoyen una nueva ley DREAM que conduzca a la ciudadanía estadounidense.

*David Sperling es abogado de inmigración con oficinas en Central Islip, Riverhead, Huntington Station y Hempstead.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *