Falta de intérpretes calificados retrasa labor de cortes de inmigración

Falta de intérpretes calificados retrasa labor de cortes de inmigración

Según la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración de Estados Unidos hay alrededor de 715.000 casos pendientes en las cortes federales de inmigración. EFE

 

Buena parte del retraso administrativo de los alrededor de 715.000 casos pendientes en las cortes federales de inmigración tiene que ver con la falta de intérpretes calificados, según la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración de Estados Unidos (NAIJ, en inglés).

Ashley Tabaddor, presidente de NAIJ, organización fundada en 1971 y compuesta por jueces de inmigración jubilados y activos, afirma que el número de intérpretes de español, hablado por el 85 % de los inmigrantes que se presenta ante un juez, no es suficiente.

En 2015 la empresa SOS International ganó una licitación del Departamento de Justicia para abastecer con intérpretes titulados a las cortes de inmigración del país.

Sin embargo, desde entonces ha recibido un sinnúmero de críticas por parte de los gremios que agrupan a intérpretes certificados, que denuncian que ha reducido sistemáticamente sus salarios y clasifica a los empleados fijos como contratistas independientes.

Según el Centro de Justicia Brennan, el Departamento de Justicia utiliza en las cortes de inmigración una combinación de 70 intérpretes titulados fijos y más de 1.650 intérpretes independientes.

En junio de 2017 la NAIJ enumeró algunas deficiencias en las operaciones diarias de las cortes de inmigración que, a su juicio, agravaban el retraso de casos, como problemas con el sistema informático y de grabación de audio de las audiencias.

También que otro factor importante en los retrasos administrativos era la cancelación de casos de inmigración por el pobre desempeño de los intérpretes contratados de forma independiente que ponía en peligro el debido proceso de los inmigrantes amparados por la Constitución estadounidense.

Los casos en las cortes migratorias son considerados procesos civiles y no criminales, por lo tanto no tienen derecho a un abogado de oficio.

Los inmigrantes deben presentarse ante el juez con un abogado o de lo contrario representarse legalmente a sí mismos (más del 40 %). En esas audiencias es donde se les asigna un intérprete.

Hasta mayo de este año, las cortes federales de inmigración (334) tenían un retraso administrativo de más de 714.000 casos y en algunos tribunales la espera media para una audiencia de deportación era de más de 1.400 días, o casi cuatro años, según un recuento de la Universidad de Syracuse en Nueva York.

La mayoría de esos casos están en California (136.000), Texas (107.000), Nueva York (95.000) y Florida (47.000).

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *