‘Es un truco’: residentes de Queens piden se fortalezcan leyes de protección a los inquilinos

Residentes se reúnen fuera de su edificio en Elmhurst para exigir a los legisladores que refuercen las leyes de alquiler y cierren las lagunas legales de los propietarios. (Cortesía de Make the Road New York)

Un nuevo sondeo de Quinnipiac publicado esta semana muestra que más de 4 de cada 10 residentes de la Ciudad de Nueva York pueden verse obligados a mudarse a otro lugar. Debido a ello, inquilinos de un edificio de Elmhurst, que enfrentan grandes aumentos en el alquiler, se unieron para exigir se fortalezcan las leyes de protección a los inquilinos.

Los residentes protestaron frente a su edificio de apartamentos con renta estabilizada en 41-40 Denman Street y compartieron sus historias sobre como los propietarios exigen aumentos de renta que los ponen en peligro de desalojo. Con tres meses restantes en la sesión legislativa estatal, los manifestantes exigen a los legisladores en Albany que refuercen las leyes de alquiler y extiendan las protecciones a los inquilinos en todo el estado.

“Cuando empecé a vivir en 41-10 Denman Street, mi renta era de $ 1,150 por mes”, dijo Beronica Cedeño, inquilina y miembro de Make the Road New York. “Arrendamiento tras arrendamiento, noté que mi renta mensual continuaba aumentando significativamente. Entro en pánico a diario pensando que le pasará a mi familia si nos sacan de mi apartamento. Las tarifas de alquiler en esta ciudad se han salido de control y no puedo permitirme ir a ningún otro lugar”.

Los manifestantes afirmaron que esto se debía a dos lagunas legales a favor de los propietarios, la de “renta preferencial” y la bonificación por desalojo que permite a los arrendadores aumentar dramáticamente las rentas en ciertas unidades de renta regulada, poniendo a cientos de miles de inquilinos con rentas estabilizadas en riesgo de perder su hogar.

“Es un truco. Un arrendador le permite al inquilino ingresar con una renta más baja, pero durante varios años, la renta aumenta en cientos de dólares, lo que empuja al inquilino a salir”, dijo el arrendatario y miembro de Make the Road New York Herman Franco.

La combinación de la renta preferencial y la bonificación por desalojo conduce a un abuso por parte de los propietarios, que pueden reducir la renta para atraer a un inquilino, solo para luego exigir un gran aumento para desalojar al inquilino y elevar la renta un 20 por ciento más para el próximo inquilino.

“En el Distrito 13 tenemos 35,000 unidades no reguladas”, dijo la senadora estatal Jessica Ramos. “Muchos de mis vecinos enfrentan acoso y trato injusto por parte de los propietarios que solo quieren obtener una ganancia. Conozco estos problemas de primera mano y lo importante que es pasar el Control de la Renta Universal. Estoy luchando en Albany por comunidades como la nuestra, y para que podamos seguir llamando a Queens nuestro hogar”.

 

Noticias relacionadas: #AquíParaQuedarnos… Inmigrantes protestan en la capital del estado pidiendo respeto y dignidad 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *