El Partido de las Familias Trabajadoras apostó a Cabán sin red de seguridad para noviembre

Tiffany Cabán en plena campaña electoral a principios de año. (Foto: Mark Hallum/QNS)

Desde marzo, el Partido de las Familias Trabajadoras (WFP, por sus siglas en inglés) ha respaldado a Tiffany Cabán para la Fiscalía del Distrito de Queens, ofreciéndole los recursos para que se convierta en la candidata principal.

No obstante, es posible que no hayan hecho suficiente para asegurar que su campaña sobreviva a noviembre si no supera a la presidenta del condado, Melinda Katz, en la primaria demócrata aún por decidir, ahora en medio de un recuento automático.

Contrario a las expectativas de muchos que conocen la historia del WFP, Cabán no aparecerá en su boleta en las elecciones generales, lo que hará que la Junta de Elecciones recuente los votos en muerte súbita, en una de las carreras a fiscal de distrito de Queens más competitivas en más de un generación.

Según una fuente del Partido de las Familias Trabajadoras, la organización se enfrentó con una decisión: dar sus escasos recursos a la petición para agregar a Cabán a la boleta electoral general, o comprometer esos recursos a una carrera primaria demócrata original y agresiva sin red de seguridad.

Si el WFP hubiera otorgado a Cabán la nominación de su partido, habría garantizado a la defensora pública progresista un lugar en la boleta electoral en las elecciones generales de noviembre, independientemente del resultado primario demócrata, y posiblemente habría establecido una batalla aún más polémica entre Cabán y Katz, si la presidenta del distrito gana la primaria.

Katz ahora tiene una ventaja de 16 votos sobre Cabán en las primarias demócratas para Fiscal de Distrito, para lo cual se inició un recuento manual automático el 9 de julio.

En total, el WFP aportó $ 250,000 a la campaña de Cabán y dedicó “miles de horas del personal”, según un memorándum obtenido por QNS.

“Sabíamos que sería una lucha entre David y Goliat. Pero es parte del mandato del WFP, en Nueva York y en todo el país, transformar nuestro sistema roto de justicia penal y poner fin al encarcelamiento masivo”, se lee en el memorando. “La carrera de Tiffany también es la última señal de cómo los grupos comunitarios, los sindicatos y los activistas de base que conforman el WFP, están cambiando el equilibrio de poder en nuestra ciudad y en nuestro estado. Derrotamos a la IDC, lo que llevó a una realineación en Albany que devolvió el poder a la gente. Ayudamos a elegir al reformador de justicia penal, Jumaane Williams, como Defensor Público de la Ciudad de Nueva York. Con la campaña de Cabán, somos parte de un movimiento que está transformando a Queens”.

Tanto los políticos como el WFP han buscado cambiar el destino de la boleta electoral para asegurar la difícil contienda.

La victoria de Alexandria Ocasio-Cortez sobre el congresista de 20 años, Joe Crowley en junio de 2018, aún está fresca en la mente de muchos, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que Crowley generó hostilidad al negarse a abandonar la línea de votación del WFP después de perder la primaria.

Oposición a la Conferencia Demócrata Independiente (IDC)

El WFP no ha estado tan dispuesto a seguir con su apoyo a los candidatos alternativos remontándose a las elecciones para gobernador de 2014, en las que eligieron apoyar al gobernador Andrew Cuomo sobre Zephyr Teachout.

Ese mismo año, también rechazaron apoyar dos principales carreras contra la Conferencia Demócrata Independiente (IDC) después de que los legisladores desleales acordaron dirimir, aunque luego el IDC se retractó.

Pero en febrero de 2018, la WPF declaró una guerra total al IDC; un grupo disidente de demócratas que se cree fueron aliados de la mayoría republicana para aprobar proyectos de ley.

Cuando el IDC se disolvió en abril de ese año, el WFP siguió adelante con su apoyo a miembros progresistas. John Liu prevaleció sobre Avella y Jessica Ramos derribó a Peralta, quien murió ese año.

Ramos, la elegida por el WFP, también afirmó al principio de su campaña que la razón inicial de su oposición se debía a la deserción de Peralta. Cuando los demócratas del Senado se reunieron, Peralta expresó su desconcierto sobre el motivo de Ramos para postularse, pero aceptó el desafío reconociendo que “es una democracia y, en una democracia, la gente puede postularse”.

El WFP también destacó que si bien Ramos recibió la línea de su partido para la general, también se involucró anteriormente en esa elección. Tuvo más tiempo para pasar por el proceso de conseguir la boleta electoral.

El partido hizo hincapié en la diferencia entre la asignación de recursos a una carrera de distrito contra una carrera de condado, como la de fiscal de distrito.

-Traducción de Raquel Romero

 

Notas relacionadas: El comienzo del fin: Inicia recuento para determinar ganadora para fiscal de Queens

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *