El cierre del tren L en 2019 significará más servicio de metro en otras líneas según la MTA

El servicio en la línea M se incrementará significativamente durante el cierre de 15 meses del tren L el próximo año, según la MTA. (Foto vía Wikimedia Commons)

Cuando el tren L deje de funcionar por 15 meses el próximo año debido a reparaciones, los pasajeros del área pueden esperar encontrar más aglomeraciones en otras líneas de trenes, pero también trenes más frecuentes.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) anunció el 22 de octubre que agregará más de 1,000 viajes redondos en siete líneas de metro durante el cierre del tren L. Además, se extenderá el servicio de fin de semana en la línea M, que emana de Middle Village y cruza Manhattan vía el Metro de la Segunda Avenida.

El cierre del tren L se centra alrededor del ‘Canarsie Tube’ que conecta a Brooklyn y Manhattan, el cual sufrió daños importantes durante el huracán Sandy.

Cuando ese conducto se cierre, los trenes L en el lado este del East River serán desconectados de Manhattan. Aunque todavía faltan meses, el cierre ya tiene a muchos residentes de Queens y Brooklyn preocupados. Unos 225.000 viajeros utilizan el tren L todos los días.

En los últimos meses, la ciudad y el MTA han anunciado varios esfuerzos para ayudar a acomodar a los pasajeros desplazados y aliviar la congestión en Manhattan. El plan incluye servicio de autobús para conexiones, un nuevo servicio de ferry entre Williamsburg y Manhattan y limitar a vehículos de alta ocupación en el puente de Williamsburg.

Como parte del plan de contingencia del tren L, se aumentará el servicio en las líneas de metro que la MTA cree que los usuarios utilizarán como rutas alternativas. Esto incluye 62 viajes redondos adicionales y mayor frecuencia en el servicio en horas pico en la línea M, la alternativa más cercana al tren L; la cual opera en un circuito similar entre Middle Village y Forest Hills, pasando por Lower y Midtown Manhattan.

Además, la línea M se extenderá durante las noches y los fines de semana desde su terminal en Essex Street en Lower Manhattan hasta la 96th Street en Upper West Side.

Asimismo, la MTA agregará 16 viajes redondos adicionales entre semana en la línea J / Z entre Jamaica y el Bajo Manhattan. Sin embargo, durante las horas pico, todos los trenes entre Broadway Junction y Marcy Avenue, harán todas las paradas. El servicio de paradas continuará en vigor entre Jamaica Center y Broadway Junction.

Los traslados estarán disponibles en las líneas M y J / Z al tren G entre Long Island City y el sur de Brooklyn, que también contarán con 66 viajes redondos adicionales entre semana durante el cierre del tren L

En cuanto a las dos líneas de metro expreso de Queens, la E y la F entre Jamaica y Manhattan, la MTA agregará 26 viajes redondos entre semana en la línea E y otros 12 redondos en la línea F. Sin embargo, la MTA eliminará tres viajes redondos en la línea R entre Forest Hills y Brooklyn (cruzando Manhattan) para acomodar el servicio adicional de tren M.

Una de las líneas de metro más congestionadas de Queens, el tren 7 entre Flushing y Manhattan, también recibirán un impulso en el servicio de lunes a viernes, ya que la MTA agregará 14 viajes redondos adicionales. Mientras tanto, la línea A entre Ozone Park / Rockaway y Manhattan obtendrá un ligero aumento en el servicio, con dos viajes diarios de ida y vuelta.

“El proyecto de reconstrucción del túnel L será el trabajo de reparación de la Súper tormenta Sandy más impactante que realizaremos, y como tal, debemos asegurarnos de tener alternativas viables y confiables, particularmente en los trenes subterráneos donde podamos acomodar al mayor número de pasajeros”, dijo Andy Byford, presidente de New York City Transit.

Byford señaló que la MTA está haciendo todo lo posible para garantizar que haya muchas opciones para que los residentes puedan trasladarse a través de la línea de metro. El MTA también está realizando mantenimiento preventivo y reparaciones en las líneas del metro afectadas para garantizar que los trenes sigan funcionando sin interrupciones cuando más se necesiten.

Cuando se cierre el Canarsie Tube, el servicio de la línea L solo funcionará en Brooklyn, entre Bedford Avenue y Canarsie-Rockaway Parkway con servicio reducido. La MTA recortará 88 viajes redondos entre semana, 93 viajes redondos los sábados y 53 viajes de ida y vuelta los domingos en la línea.

Visite mta.info para obtener información adicional.

 

MTA se prepara para agregar más trenes a la línea 7 entre Queens y Manhattan en 2019

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *