Cuomo promete demandar a Trump por prohibir programas de viajero a neoyorquinos como represalia por ‘Ley Luz Verde’

La administración Trump prohibió a los neoyorquinos usar los programas que permiten a los viajeros pasar por seguridad y aduanas del aeropuerto. (Foto vía Wikimedia Commons)

Llamando “extorsión” a la repentina prohibición de la administración Trump para que los neoyorquinos usen programas de viajero confiables, el gobernador Andrew Cuomo anunció la intención del estado de Nueva York de demandar al gobierno federal por dicha política.

En junio pasado, Cuomo firmó la Ley de Luz Verde, que permite a los inmigrantes indocumentados solicitar licencias de conducir en Nueva York y evita que las agencias federales de inmigración accedan a los datos del Departamento de Vehículos Motorizados.

Cuomo dijo que la prohibición tiene motivaciones políticas y es una represalia directa por la Ley de Luz Verde. Otros trece estados y el Distrito de Columbia tienen leyes de Luz Verde, pero Nueva York es el único estado que ha sido objeto de represalias.

“Una y otra vez, el presidente Trump y sus compinches de Washington se han esforzado por dañar a Nueva York y otros estados azules siempre que pueden como castigo por negarse a alinearse con su peligrosa y divisiva agenda”, dijo Cuomo. “La decisión del Departamento de Seguridad Nacional de prohibir a los neoyorquinos usar el Programa de Viajero Confiable es otro ejemplo de la falta de respeto de esta administración al estado de derecho, la política híper partidista y el uso de la extorsión. No hay una base racional para esta prohibición motivada políticamente, y estamos tomando medidas legales para evitar que el gobierno federal incomode a los neoyorquinos para ganar puntos políticos”.

La demanda presentada por la Fiscal General Letitia James argumentará que el DHS ha violado la inmunidad soberana de Nueva York, no ha brindado a los residentes del estado la misma protección y está actuando de manera arbitraria y caprichosa al negar los derechos y privilegios de todos los neoyorquinos.

“Esta es una retribución política, simple y llanamente, y aunque el presidente quiera castigar a Nueva York por hacer frente a sus políticas xenófobas, no retrocederemos”, dijo James. “Planeamos emprender acciones legales y demandar a la administración Trump por su ataque injusto a los residentes del estado de Nueva York”.

Los programas Trusted Traveler, que incluyen Global Entry, SENTRI, NEXUS y FAST, facilitan la entrada de viajeros pre aprobados a los Estados Unidos utilizando carriles acelerados en aeropuertos y fronteras internacionales. Según la prohibición del DHS, los neoyorquinos ya no serán elegibles para solicitar o renovar membresías en los programas.

“Esta nueva política tendrá un impacto negativo en los viajeros, los trabajadores, el comercio y nuestra economía, por lo que lucharemos contra la cruzada miope del presidente en contra de su antiguo hogar”, dijo James. “No permitiremos que los neoyorquinos sean atacados o intimidados por un rufián autoritario”.

James agregó que la Ley de Luz Verde es legal y aplicable, y dos tribunales federales por separado ya han desestimado las demandas sin fundamento en su contra.

 

Otras noticias: Bloomberg quiere reformar el sistema migratorio y proteger a los ‘soñadores’ 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *