Coronavirus: Síntomas, transmisión y tratamiento del peligroso mal

Coronavirus: Síntomas, transmisión y tratamiento del peligroso mal

Coronavirus: Síntomas, transmisión y tratamiento del peligroso mal. (Foto: CDC)

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están monitoreando de cerca los desarrollos en torno a un nuevo coronavirus identificado por primera vez en Wuhan, provincia de Hubei, China.

Hay cerca de 830 casos confirmados en China, incluidos 25 muertes, con casos adicionales identificados en un número creciente de países a nivel internacional.

El primer caso en los Estados Unidos se anunció el 21 de enero de 2020. Si informa que podría haber un segundo y tercer caso en suelo estadounidense. Hay investigaciones en curso para obtener más información sobre este mal.

 

 

Síntomas

 

Los coronavirus humanos comunes, incluidos los tipos 229E, NL63, OC43 y HKU1, generalmente causan enfermedades leves a moderadas en el tracto respiratorio superior, como el resfriado común.

La mayoría de las personas se infectan con estos virus en algún momento de sus vidas. Estas enfermedades generalmente solo duran poco tiempo.

Los síntomas pueden incluir:

– Nariz que moquea.

– Dolor de cabeza.

– Tos.

– Dolor de garganta.

– Fiebre.

– Una sensación general de malestar.

Los coronavirus humanos a veces pueden causar enfermedades del tracto respiratorio inferior, como neumonía o bronquitis. Esto es más común en personas con enfermedad cardiopulmonar, personas con sistemas inmunes debilitados, bebés y adultos mayores.

Se sabe que otros dos coronavirus humanos, MERS-CoV y SARS-CoV, con frecuencia causan síntomas graves. Los síntomas de MERS generalmente incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar que a menudo progresan a neumonía. Aproximadamente 3 o 4 de cada 10 pacientes reportados con MERS han muerto.

Los síntomas del SARS a menudo incluían fiebre, escalofríos y dolores corporales que generalmente progresaban a neumonía. No se han reportado casos humanos de SARS en ninguna parte del mundo desde 2004.

Si usted tiene síntomas, debe informar a su proveedor de atención médica sobre cualquier viaje o contacto reciente con animales.

La mayoría de las infecciones por MERS-CoV se han notificado en países de la Península Arábiga. Por lo tanto, informar un historial de viaje o contacto con camellos o productos de camellos es muy importante cuando se trata de diagnosticar MERS.

 

 

Transmisión

 

Los coronavirus humanos se transmiten más comúnmente de una persona infectada a otros a través de:

– El aire al toser y estornudar.

– Contacto personal cercano, como tocar o estrechar la mano.

– Tocar un objeto o superficie con el virus, luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos.

– Raramente por contaminación fecal.

En los Estados Unidos, las personas generalmente se infectan con coronavirus humanos comunes en otoño e invierno. Sin embargo, puede infectarse en cualquier época del año. Los niños pequeños tienen más probabilidades de infectarse.

 

Tratamiento

 

Actualmente no hay vacunas disponibles para protegerlo contra la infección por coronavirus humano. Puede reducir su riesgo de infección haciendo lo siguiente:

– Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

– Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar.

– Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas.

Para obtener información sobre el lavado de manos, consulte ¡Manos limpias salvan vidas de los CDC!

No existen tratamientos específicos para enfermedades causadas por coronavirus humanos. La mayoría de las personas con enfermedad común por coronavirus humano se recuperarán por sí solas.

Sin embargo, puede hacer algunas cosas para aliviar sus síntomas:

– Tome medicamentos para el dolor y la fiebre (Precaución: no le dé aspirina a los niños).

– Use un humidificador ambiental o tome una ducha caliente para ayudar a aliviar el dolor de garganta y la tos.

Si está levemente enfermo, debe:

– Beber muchos líquidos.

– Quedarse en casa y descansar.

Si le preocupan sus síntomas, debe ver a su proveedor de atención médica.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *