Consejos para prevenir enfermedades relacionadas con el calor

Consejos para prevenir enfermedades relacionadas con el calor

Ante el fuerte calor que golpea nuestra área es muy importante tomar precausiones sanitarias.

 

El calor extremo viene golpeando fuerte nuestra área por lo que es muy importante tomar precausiones y medidas para no verse afectado ni usted ni su familia.

Aquí le damos buenos consejos para prevenir enfermedades relacionadas con el calor:

 

– Aléjese del calor

Aproveche las instalaciones con aire acondicionado como los centros comerciales interiores, las bibliotecas públicas, las salas de cine, los edificios municipales o los centros para personas mayores. Si debe salir, trate de limitar estas excursiones a la mañana o más tarde cuando las temperaturas sean más bajas.

 

– Permanezca en sombra

Cuando esté afuera, manténgase alejado del sol directo cuando sea posible. Puede haber una diferencia de diez a quince grados en la temperatura cuando está a la sombra.

 

– Use ventiladores

Si bien los ventiladores eléctricos no enfrían, un ventilador en cada habitación ayudará a hacer circular el aire y reducir la temperatura. Si no tiene aire acondicionado cree una ventilación cruzada abriendo ventanas en dos lados del edificio, mantenga las cortinas, persianas o cortinas cerradas durante la parte más calurosa del día y abra las ventanas por la noche. Intente pasar unas horas en un edificio con aire acondicionado.

 

– Enfríe la temperatura corporal

Si es posible, tome una ducha o baño frío. El agua fría lo ayudará a disipar el calor corporal.

 

– Use ropa ligera

Puede usar ropa ligera en colores claros. Los colores oscuros absorberán el calor. El algodón y el lino de fibras sueltas (fibras naturales) son mucho más fríos que los tejidos de punto y sintéticos.

 

– Beba abundantes líquidos

Trate de beber 8 a 10 vasos de 8 onzas de líquido al día. Lleve agua o jugo con usted y beba continuamente, incluso si no tiene sed. Coma verduras y frutas ya que tienen un alto contenido de agua.

 

– Evite alcohol y cafeína

Manténgase alejado de las bebidas con cafeína y el alcohol, que pueden deshidratar el cuerpo. El alcohol también puede opacar su percepción de la temperatura real.

 

– No tome sal

No tome tabletas de sal a menos que consulte primero con su médico. Obtienes suficiente sal de tu comida o bebes una bebida deportiva.

 

– Cuide a sus mascotas

Nuestros ¨pets¨ pueden verse afectadas por el calor. Mantenga su fuente de agua llena, y manténgalas en el interior o a la sombra durante las horas pico. Nunca deje a un animal en un automóvil cerrado, ni siquiera por unos minutos.

 

– Cuidado de Ancianos y Bebés

Los ancianos y niños menores de cinco años, especialmente los bebés menores de un año, son particularmente sensibles a los efectos del calor. Asegúrese de ofrecer líquidos en abundancia para beber, manténgalos a la sombra y tenga cuidado de no exagerarlos.

Las personas de edad avanzada, los bebés y muchas personas con afecciones médicas crónicas tienen un alto riesgo de problemas relacionados con el calor y deben tener mucho cuidado con la exposición. Si alguna persona experimenta un golpe de calor o agotamiento, busque ayuda médica de inmediato.

Los síntomas pueden incluir: dolor de cabeza, mareos, fatiga, ansiedad, náuseas, vómitos y baja frecuencia del pulso. Otros síntomas son piel fría, pálida y pegajosa o piel seca con enrojecimiento y calor.

También como recordatorio, no deje a los niños en los automóviles. Incluso en temperaturas frescas, los automóviles pueden calentarse a temperaturas peligrosas muy rápidamente.

Cualquier persona que quede en el interior corre el riesgo de sufrir enfermedades graves relacionadas con el calor o incluso la muerte. Incluso con las ventanas agrietadas abiertas, las temperaturas interiores pueden aumentar casi 20 ° F en los primeros 10 minutos.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *