Claudia Acuña… Nominada al Latin Grammy y apasionada del Jazz

Fotos cortesía de Rockass Online Music

 

Ya sea poniendo su sello en populares baladas latinoamericanas, reinventando los estándares del jazz desde una perspectiva sudamericana, o introduciendo material afro-caribeño con una amplia sensibilidad rítmica, la cantautora  chilena Claudia Acuña, se destaca como una cantante apasionada y emocionalmente incisiva.

En esta ocasión, Acuña aporta todas sus experiencias a su nuevo material discográfico ‘Turning Pages’, un álbum independiente que documenta un gran salto creativo.

Más que un esperado nuevo álbum, ‘Turning Pages’ es una exquisita reintroducción a una cantante que ha prosperado en la cúspide del jazz y la música latinoamericana. El proyecto captura a una artista en el proceso de reinventarse a sí misma, con un programa de canciones originales sorprendentemente melódicas que expresan su visión singular.

Acuña radica en Nueva York desde 1995 y se ha presentado en los escenarios más importantes en la escena del Jazz neoyorquino, incluyendo el Lincoln Center. Además, cuenta con cinco discos  a la fecha; siendo este último, “Turning Pages”, con el que está nominada por primera vez al Latin Grammy por Mejor Álbum de Jazz.

Interrumpiendo un poco su ensayo en su hogar de Brooklyn para poder platicar con nosotros, la cantante de música Jazz nos compartió su inspiradora historia del trabajo de una mujer renacida de las cenizas, más fuerte, más sabia y más expresiva que nunca.

¿Cómo ha sido para ti como mujer y como latina abrirte camino en el género del Jazz?Ha sido un camino lento y a veces un poco ingrato y desafiante, porque la música del jazz no ha logrado entrar masivamente en el mercado latino. Si bien es cierto que hay, y ha habido siempre exponentes latinos que han representado esta música y hecho historia trayendo este tipo de música a nuestras raíces y cultura, a veces ha sido un poco difícil. Nos gustaría que el público tomara una chance con este estilo de música y sobre todo propuestas que tenemos músicos como yo.¿Crees que tienes que convencer con tu música al público latino?

Creo que hay una predisposición y una mala información de los que es el jazz. Mucha gente lo ve como algo distinto, aburrido, complicado, pero yo tengo la certeza de que es un caso de poca exposición, porque siento que el arte y la música en general es súper simple: ‘te va a gustar o no te va  gustar’, ‘te va a mover o no te va a mover’. Si la radio y los medios que mueven masas nos dieran un espacio para exponer lo que hacemos, creo que la sorpresa seria que mucha más gente estaría curiosa de saber del trabajo de músicos como yo.

¿Cómo nació tu amor por el jazz?

Yo nací y me crie durante la dictadura (en Chile) y en ese tiempo todo lo que era radio y televisión estaba muy controlado. Muchas veces, sobre todo en la radio, escuchábamos trasmisiones de otros países… música que si bien no entendía el idioma y no sabía bien quienes eran, me atraía mucho ese estilo de música. Incursionando y explorando en todos los estilos musicales y sin tener formación musical formal, me fui enterando que mi mayor inclinación era hacia el estilo de música jazz y blues. Me fui enamorando más y más de este estilo de música y el sueño de llegar a Nueva York.

¿Llegaste sola a Nueva York?

Me vine sola, no hablaba inglés. Mi historia no escapa a ninguna otra de las historias de millones de inmigrantes… Llegas y lavas platos, cuidas niños, y limpias casas y paseas perros; y la haces como se pueda para sobrevivir en busca de ese sueño.

¿Cómo fue esa primera oportunidad?

Empecé a ir a ‘jam sessions’, que es algo que se caracteriza mucho en este estilo de música. Al principio esperaba hasta las cinco de la mañana para poder cantar una canción. En la medida en que me fui dando a conocer, ya me empezaron a invitar a cantar temprano, empecé a tener llamados de participar en proyectos y empecé a formar mi propia banda. En un transcurso bastante rápido, en realidad, empecé a tener mis propios ‘gigs’ o conciertos en clubes locales y empecé a hacer bulla, meter ruido con mi nombre.

¿Integras algo de tus raíces latinas en tu estilo musical?

Una de mis promesas fue que siempre iba a incluir música chilena y en español haciéndole honor a mis raíces.

Después de varios años de pausa regresas más fuerte que nunca… ¿Por qué el receso?

Por cosas personales me vi obligada un poco a tomar una pausa, entre la maternidad y otras, pero no paró la parte creativa. En la búsqueda de una nueva casa discográfica llegue a la conclusión, inspirada por algunos colegas artistas, de hacerlo independiente.

¿Te imaginaste que con este disco independiente series nominada al Latin Grammy?

No, la verdad que no. Yo llevó ya cinco discos con sellos grandes y menos grandes pero siempre he estado con sellos. La verdad fue como, ‘si nunca pasó esto antes’, las posibilidades en un mercado tan grande -y yo por otro lado con un estilo de música que no es el más masivo y sin una maquina detrás ni los medios- no me lo imaginé. Entonces cuando llego la noticia de la nominación, la verdad es que fue una tremenda alegría por el esfuerzo que fue hacer este disco. Para una artista como yo, madre soltera, inmigrante y mujer, son los reconocimientos como este los que te empujan a darte cuenta que no eres invisible.

¿Qué sientes que pusiste en este material que lo hizo diferente?

Yo lo puse todo en este material. Siempre en los otros discos había hecho ‘covers’ de otras personas, aunque siempre incluía una canción, por lo menos, escrita por mí. En este fue, ‘bueno, me voy a tirar a la piscina y tirémonos con todo’, y mostrar esta parte muy mía, de compositora, de contar mi propia historia y esperar que la gente reciba la dedicación personal de un músico como yo. Con esa timidez de no saber, de ponerse al desnudo con composiciones personales.

“Mi historia no escapa a ninguna otra de las historias de millones de inmigrantes… Llegas y lavas platos, cuidas niños, y limpias casas y paseas perros; y la haces como se pueda para sobrevivir en busca de ese sueño”.

¿En qué te inspiraste para este nuevo material?

Cada canción es una historia, pero le puse ‘Turning Pages’, porque es como abrir el diario de alguien. Hay una canción que le escribo a las mujeres, y por ende me la estoy escribiendo a mí. Hay una canción que le escribí a mi hijo. Hay otra canción que escribo un poco de lo que observo cuando salgo a la calle y la fascinación que tengo con las luciérnagas.

¿Cuál sería uno de tus grandes sueños?

Hacer un crossover pero en mi mercado, en mi ambiente… que un Ricky Martin me invitara a cantar una canción con él, o un Alejandro Sanz o un Fito Páez, o simplemente tener ese espacio donde se reconozca, y se nos reconozca a todos los músicos latinos que estamos en este tipo de línea musical, que estamos poniendo el nombre de los latinos en un estilo de música que se ha caracterizado por ser muy norteamericano.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *