Clamor de la comunidad: ‘Necesitamos acceso a las licencias de conducir’

Clamor de la comunidad: 'Necesitamos acceso a las licencias de conducir'

Junta comunitaria en Huntington informó a la comunidad latina sobre la propuesta de ley para dar licencias de conducción en Nueva York. (Foto: Noticia)

 

Una vez más, la comunidad de Long Island se reúne para pedir licencias de conducción.

En esta oportunidad el pasado 10 de marzo se realizó una junta comunitaria en Huntington, Long Island, para informar a la comunidad hispana inmigrante sobre el proceso y estado en el cual se encuentra la propuesta de ley para otorgar las licencias de conducir en todo Nueva York.

La junta fue liderada por varias organizaciones locales como SEPA Mujer, C.A.S.A (Centro de Alianza Solidaridad y Acompañamiento), la Diócesis Episcopal de Long Island, la Misión de la Red de Paz y el Desarrollo de Guatemala, el Apostolado Hispano de North Fork, los Defensores de Estudiantes Inmigrantes de Long Island (LIISA), la Unión de Libertades Civiles de Nueva York.

Todos ellos promoviendo el empoderamiento de la comunidad para luchar por lo que se espera obtenga la luz verde: las licencias para indocumentados.

Al llamado se presentó un número representativo de personas. Sin embargo, “para que la propuesta obtenga la fuerza que necesita, es importante que la comunidad inmigrante sin importar el estatus migratorio, se vincule y sea parte activa del proceso”, reiteraron uno a uno los expositores durante el desarrollo de la junta, resaltando que éste es el llamado principal.

 

 

El costo de denegar licencias

 

La negación de las licencias es uno de los puntos que llevan al aislamiento y limitan la sobrevivencia básica de las comunidades, así como pone en riesgo de arresto o deportación a ciertos infractores en casos específicos. Sumado a la falta de oportunidades laborales y sumir en la angustia a todos los miembros de las familias, sin importar su edad.

“Poco tiempo después del nacimiento de mi hijo, un día enferma en casa, lo veía muy mal por lo que llamé al 911 pero la ambulancia no llegaba, el carro estaba afuera pero el miedo a conducir y ser detenida por un policía me obligó a esperar. El doctor dijo que de haber llegado unos minutos más tarde mi hijo podría haber muerto. Por eso realmente espero que se pueda obtener las licencias. En muchos casos es un tema de vida o muerte”, contó una de las asistentes al evento durante la ronda de preguntas al panel.

 

Clamor de la comunidad: 'Necesitamos acceso a las licencias de conducir'

La gráfica muestra los beneficios de otorgar licencias de conducir a los inmigrantes. (Foto: Noticia)

 

Para muchas personas la ausencia del anhelado documento para conducir es perder tiempo y oportunidades con sus hijos.

“Algunas veces mi hijo tiene actividades deportivas fuera de la escuela. Es muy bueno en esgrima y cuando tiene campeonatos donde la escuela no brinda transporte, yo no puedo llevarlo, ya que temo ser detenida y deportada perdiéndome así el resto del crecimiento de mi hijo”, agregó Carmen Arévalo, inmigrante hondureña.

 

Usted debe vincularse

 

“Lo primero que debe hacer Usted, sus familiares o amigos, es llamar a sus asambleístas y pedirles que apoyen el proyecto de ley. Es importante que animen a los líderes locales a que apoyen públicamente esta ley, así mismo usted debe sumarse a las muestras de apoyo públicas que son organizadas por una diversidad de entidades que trabajan en pro de las licencias de conducción para inmigrantes”, expuso, durante su intervención Irma Solis, JD, directora de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York.

 

Clamor de la comunidad: 'Necesitamos acceso a las licencias de conducir'

Irma Solis, directora de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, expone sobre la importancia que tiene el empoderamiento de la comunidad en el proceso de obtener licencias. (Foto: Noticia)

 

La junta comunitaria en Huntington enfatizó en la importancia de acudir, acompañados de un abogado a las cortes en caso de ser multados.

“Su ausencia en la corte lo único que hace es afectar su situación, cualquier tipo de situación”, aseguró el Padre Gerardo Romo, de la Diócesis Episcopal de Long Island.

Cabe informar que el martes 12 de marzo, en Riverhead, condado de Suffolk, estaba programada una gran marcha para pedir licencias de conducir, por lo que sus organizadores instan a la comunidad de Long Island que se sumen y apoyen este tipo de eventos.

“No tengan miedo, nunca he visto a una persona inmigrante ser detenida en alguna marcha en la que yo haya asistido. El tiempo es ahora”, recalca Osman Canales, reconocido activista y miembro de LIISA.

 

Clamor de la comunidad: 'Necesitamos acceso a las licencias de conducir'

De der. a izq., vemos entre otros a: Dulce Rojas, directora comunitaria de SEPA Mujer; Padre Gerardo Romo, de la Diócesis Episcopal de Long Island; Osman Canales, fundador de LIISA; Irma Solís, JD, directora de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York; y Noemí Sánchez, miembro de SEPA Mujer. (Foto: Noticia)

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *