Cinco datos nuevos sobre el autismo que se debe conocer

Cinco datos nuevos sobre el autismo que se debe conocer

Autoridades y organismos de salud invitan a todos a formar parte de la campaña de sensibilización del autismo en el 2018. (Foto: CDC)

 

Con motivo del Día Mundial de la Concienciación del Autismo, conmemorado el 2 de abril, durante en este mes las autoridades y los organismos de salud del país invitan a todos a educarse sobre este tema y formar parte de la campaña de sensibilización 2018.

Por este motivo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dan a conocer 5 datos nuevos sobre el autismo que se deben conocer.

Muchos niños tienen trastornos del espectro autista (TEA) y necesitan servicios y apoyo ahora y durante su desarrollo hacia la adolescencia y la adultez. Se puede hacer más para asegurar que los niños con TEA sean evaluados lo antes posible después de que se identifiquen inquietudes respecto de su desarrollo.

Los hallazgos de la Red de Vigilancia del Autismo y las Discapacidades del Desarrollo (ADDM, por sus siglas en inglés) de los CDC nos ayudan a saber más acerca de la cantidad de niños con TEA, las características de esos niños y la edad que tenían cuando recibieron la primera evaluación y diagnóstico.

Estos hallazgos son críticos para: promover la identificación temprana de los niños con TEA; planear los servicios para los niños y las familias afectadas por los TEA y la capacitación de profesionales que los proporcionan; guiar las investigaciones futuras sobre los TEA; y componer políticas que promuevan mejores resultados en la atención médica y la educación de las personas con TEA.

Los puntos destacados a continuación provienen del informe más reciente de la red ADDM y se basan en información recogida de los registros de salud y educación especial (si los hubo) de niños de 8 años:

 

1. El porcentaje estimado de niños con TEA sigue siendo alto

 

Se identificaron TEA en aproximadamente 1 de cada 68 niños (o el 1.5 %), según el seguimiento realizado en 11 comunidades en distintas partes de los Estados Unidos en el 2012.

Según informes anteriores, el porcentaje de niños con TEA identificados aumentó entre el 2002 y el 2010. El nuevo informe no muestra cambios en el porcentaje de niños con TEA identificados entre el 2010 y el 2012.

 

2. Es demasiado pronto para saber si el porcentaje de niños con TEA identificados sigue aumentando o si se ha estabilizado

 

Es demasiado pronto para saberlo por dos razones:

– Mientras que el porcentaje de niños con TEA identificados en las 11 comunidades permaneció igual, en 2 comunidades este porcentaje aumentó significativamente entre el 2010 y el 2012.

– El porcentaje de niños con TEA identificados varió ampliamente entre una comunidad y la otra. En las comunidades donde se revisaron los registros médicos y de educación especial, los porcentajes estimados variaron desde un porcentaje bajo de 1.2 %, en partes de Carolina del Sur, hasta un porcentaje alto de 2.4 %, en partes de Nueva Jersey.

3. Los niños con TEA identificados no están recibiendo evaluaciones integrales del desarrollo tan pronto como podrían

 

Los registros médicos o de educación especial de la mayoría de los niños con TEA contenían anotaciones respecto de la preocupación por su desarrollo para cuando tenían 3 años de edad. Sin embargo, menos de la mitad de los niños con TEA recibieron una evaluación integral del desarrollo antes de esa edad.

La brecha entre el momento desde la primera preocupación y la primera evaluación integral del desarrollo podría afectar el momento en que se les hace el diagnóstico y se los vincula con los servicios que necesitan.

 

4. Es menos probable que se identifiquen los TEA en niños negros e hispanos

 

Las investigaciones anteriores no han mostrado que los niños negros o hispanos tuvieran un riesgo menor de presentar TEA que los blancos.
Sin embargo, debido a que los datos de la ADDM mostraron que era menos probable que se identificaran TEA en los niños negros e hispanos, es probable que estos niños afronten barreras socioeconómicas o de otros tipos que resulten en retrasos en el acceso a evaluaciones, diagnósticos y servicios o en la falta de acceso a estos.

 

5. Las escuelas desempeñan un rol vital en la evaluación y en la prestación de servicios a niños con TEA

 

El porcentaje de niños con TEA identificados fue más alto en todas las comunidades combinadas en las que se revisaron los registros médicos y de educación especial comparado con el de niños de todas las comunidades combinadas en las que se revisaron solamente los registros médicos.

 

¿Qué pueden hacer los padres?

 

Los padres de familia deben tomar dos medidas importantes si sospechan que su hijo puede tener un TEA:

– Hablar con el proveedor de atención médica de su hijo acerca de lo que les preocupa.

– Llamar al programa de intervención temprana o al sistema escolar de su localidad para que le hagan una evaluación gratis.

– Los padres deben recordar que nunca es demasiado tarde para conseguir ayuda para su hijo y que no es necesario recibir el diagnóstico de TEA de un médico para que su hijo comience a recibir algunos tipos de servicios.
Para ver más recomendaciones de lo que pueden hacer los padres y otras personas cuando tienen una inquietud, visite www.cdc.gov/Concerned

 

Evaluación integral

 

Una evaluación integral del desarrollo es una evaluación minuciosa de la forma en que el niño juega, aprende, se comunica, se comporta y se mueve, y de si esas características han cambiado en el tiempo.

Las evaluaciones pueden ser realizadas por una diversidad de profesionales que incluyen maestros, trabajadores sociales, personal de enfermería, sicólogos, médicos, y patólogos del lenguaje y el habla.

Los resultados de las evaluaciones del desarrollo frecuentemente les sirven a los especialistas, como los pediatras especializados en el desarrollo, a determinar si un niño tiene un TEA.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *