Carlos Cordeiro, primer presidente hispano de una US Soccer necesitada de cambios

Carlos Cordeiro, primer presidente hispano de una US Soccer necesitada de cambios

La misión de Cordeiro debe ser reorganizar la Federación de EEUU priorizando los valores del fútbol como deporte y no solamente como un instrumento para generar dinero y negocios a gran escala.

La Federación de Fútbol de Estados Unidos (United States Soccer Federation – USSF) ya cuenta con nuevo presidente. Se trata de Carlos Cordeiro, dirigente de sangre colombiana, que el pasado sábado ganó una agitada contienda electoral -en la tercera ronda de votación- de la Asamblea General Anual realizada en la ciudad de Orlando, Florida.

Cordeiro, de 61 años, salió victorioso en las primeras elecciones presidenciales disputadas en EE.UU. desde 1998, superando con el 68.6% de los votos a otros siete candidatos, Kathy Carter (10.6%), Kyle Martino (10.6%) Eric Wynalda (8.9%) y Hope Solo (1.4%). Mientras que Michael Winograd, Steve Gans y Paul Caligiuri se retiraron en las rondas previas.

De esta manera, por primera vez en la historia un hispano llega al máximo cargo del fútbol nacional, justo en un momento muy difícil, con los cimientos federativos sacudidos a finales del 2017 tras la humillante y sorpresiva eliminación de la selección masculina estadounidense para la próxima Copa del Mundo de Rusia 2018.

La misión de Cordeiro -que se desempeñaba como vicepresidente y ahora reemplazará al presidente saliente Sunil Gulati- debe ser reorganizar la US Soccer desde lo más profundo, priorizando la esencia y los valores del fútbol como deporte y no solamente como un instrumento para generar dinero y negocios a gran escala.

La creciente afición al “soccer” en EE.UU., incluidos los millones de niños que participan -y pagan por jugar- en las ligas amateurs, aspiran a ser bien representados por un equipo de las “Barras y las Estrellas” protagonista en el plano internacional y no únicamente resignarse con dominar de forma intermitentemente la zona de la CONCACAF.

En su mandato hasta el 2022, Cordeiro también debe asegurar la continuidad de un trabajo minucioso y eficaz de la Federación de EE.UU. que es uno de los países postulantes para organizar el Mundial de la FIFA del 2026, teniendo como aliados en candidatura tripartita a México y Canadá, un logro que serviría para consolidar más en balompié en la región.

Una sola comunidad

“Esto es un gran honor. Gracias a todos los que me han apoyado. Me gustaría agradecer a Sunil (Gulati) y a nuestra junta por su servicio incansable”, dijo Carlos Cordeiro desde el podio ganador en Orlando.

“A todos los que no votaron por mí, voy a trabajar para ganarme su respaldo y confianza en los próximos cuatro años. Prometo que trabajaré por todos para unirnos como una comunidad futbolística”, enfatizó el nuevo presidente.

Nacido en 1956 en la India, de madre colombiana y padre portugués, Cordeiro emigró a EE.UU. a los 15 años de edad y se convirtió en ciudadano americano 10 años después.

Es graduado de la Escuela Secundaria de Miami, del Harvard College y del Harvard Business School. Ha sido por más de 30 años un ejecutivo en finanzas internacionales, socio de Goldman Sachs, asesor de corporaciones globales, de gobiernos como Sudáfrica, del Banco Mundial, entre otros cargos.

Considerándose un aficionado al fútbol de toda la vida, Cordeiro ha servido en varios puestos en la US Soccer desde 2007 y como vicepresidente desde 2016 trabajó para reformar el gobierno de la Junta con un enfoque de mayor transparencia y responsabilidad.

También se ha desempeñado como tesorero, presidente del Comité de Presupuestos y director de la Fundación de Fútbol de EE. UU. Además, representa a EE.UU. en el Consejo de CONCACAF y el Comité de Partes Interesadas de FIFA.

Cabe indicar que la primera medida de Carlos Cordeiro como presidente será elegir al nuevo entrenador de la selección masculina de Estados Unidos, ya que el buzo nacional está sin dueño desde el año pasado tras la renuncia del veterano coach Bruce Arena, uno de los máximos responsables de la eliminación en el Hexagonal de la CONCACAF.

Es visto como “continuismo”

La elección de Carlos Cordeiro como presidente de la Federación de Estados Unidos también es vista como el “continuismo” por un sector representativo del fútbol del país. Esto debido a su estrecha relación con el ex-mandamás Sunil Gulati, muy cuestionado por su gestión al frente de la US Soccer y del seleccionado masculino que no ha logrado trascender a nivel mundial.

“En este momento necesitamos líderes que sepan cómo unir a las personas”, expresó decepcionada Hope Solo, exportera estrella del equipo femenino de EEUU del 2000 al 2016.

“No quieren el cambio. Pero deben darse cuenta de que representan a todos los atletas de América, desde los que tienen 6 años de edad hasta los de 60 y más. Y lo que hicieron fue que nos fallaron a muchos de nosotros”, señaló la doble medallista de oro olímpica criticando al Consejo de Atletas por sus votos decisivos para que Cordeiro llegue al poder.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *