Bellone pide a Trump bloquear incremento masivo de impuestos en LI

Esta es la carta enviada por el ejecutivo del condado de Suffolk al presidente Trump.

Estimado presidente Trump:

Como el Ejecutivo del Condado de Suffolk representando a 1.5 millones de residentes, les escribo ahora con un profundo sentido de urgencia para solicitar su ayuda para detener la legislación actualmente bajo consideración del Congreso que podría resultar en impuestos significativamente más altos para las familias de clase media.

Específicamente, le exhorto a que vete cualquier legislación que limite o elimine la deducción por impuestos estatales y locales que ha sido parte del código impositivo federal desde su inicio en 1913. La pérdida de la deducción por impuestos estatales y locales, que incluye el impuesto estatal sobre la renta y el impuesto local a la propiedad, tendría un impacto desproporcionado en los habitantes de Long Island.

Según Long Island Association (LIA), la principal organización empresarial de la región, si este proyecto se convierte en ley, podría resultar en un aumento anual acumulativo de impuestos de $ 4.4 mil millones. Dado que los habitantes de Long Island ya envían a Washington más dinero proveniente de impuestos que lo que obtendrían a cambio – aproximadamente $ 23,000 millones al año – esta carga fiscal adicional agravaría las lesiones y podría devastar la economía local.

Según el informe de LIA, los contribuyentes de Long Island en prácticamente todos los niveles de ingresos podrían enfrentar un aumento de impuestos de más de mil dólares al año. El aumento anual promedio para los hogares con un nivel de ingresos entre $ 25,000 a $ 200,000 oscilaría entre $ 1,356 y $ 3,980 y el impacto promedio general en todos los niveles podría ser de $ 7,794.

Como bien se puede imaginar, con familias que extienden cada dólar para llegar a fin de mes, un aumento de hasta varios cientos de dólares las obligaría a tomar decisiones difíciles sobre lo que ya no podrían pagar. Y un aumento de miles de dólares al año las obligaría a tomar decisiones drásticas que indudablemente serían perjudiciales.

Peor aún, los aumentos de impuestos que resultarían de las medidas que está considerando el Congreso revertirían los recientes aumentos en la confianza del consumidor, afectando negativamente el poder adquisitivo de los contribuyentes, perjudicando a las familias y las pequeñas empresas.

Además, los flujos de ingresos de los que dependen los gobiernos locales para financiar iniciativas como la batalla para erradicar pandillas violentas como la MS-13 se verían severamente impactados, lo que supondría una carga aún mayor para los contribuyentes locales.
Y con el tiempo, el costo significativamente mayor de poseer una casa también tendría un impacto devastador en el mercado de la vivienda en Long Island, reduciendo significativamente el valor de las propiedades.

Para la mayoría de las familias de clase trabajadora y clase media en Long Island, nuestros hogares representan nuestro activo económico más importante. Como neoyorquino nativo, usted entiende mejor que la mayoría de las personas en Washington, que lo que se considera de clase media en Madison o Louisville no es lo mismo que en Medford o Melville.

Como compañero neoyorquino, creo que usted comprende que los bomberos y policías, los maestros, las enfermeras y los trabajadores de la construcción, muchos de ellos veteranos o personas mayores, son las mismas personas que forman la columna vertebral de nuestras comunidades.

A estas familias de la clase media y la clase trabajadora no se les puede, ni debe pedir, que soporten una carga impositiva federal aún mayor a fin de subsidiar los recortes de impuestos en otras partes del país. Sr. Presidente, como compañero neoyorquino, le pido que evite que el Congreso apruebe legislación que equivaldría a un aumento masivo de impuestos para los residentes de Long Island que trabajan arduamente.

Hay una razón por la cual cada funcionario electo que representa a Long Island en el Congreso se ha levantado para oponerse a este proyecto de ley porque entienden que sería devastador para Long Island. Le pedimos respetuosamente que use su poder y autoridad como Presidente de los Estados Unidos para asegurarse de que este daño nunca ocurra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *