Aumento del salario mínimo eleva a las familias trabajadoras

Aumento del salario mínimo eleva a las familias trabajadoras

Aumento del salario mínimo eleva a las familias trabajadoras.

 

Por: Asambleísta Fred Thiele

 

Todo neoyorquino trabajador merece la oportunidad de escalar en la economía. Poner a las familias primero significa ponerlas en un camino hacia la independencia financiera, y nadie que trabaje a tiempo completo debería vivir en la pobreza. Por eso alentamos el aumento del salario mínimo que eleva a nuestras familias trabajadoras.

La Asamblea estatal ha luchado incansablemente para establecer un plan significativo para el crecimiento sostenible de los salarios en Nueva York. En 2016, la legislatura del Estado promulgó una ley que programaba aumentos salariales para los trabajadores. Estos se dieron a partir del 31 de diciembre.

Con el nuevo año, los salarios han aumentado a $ 12 por hora para trabajadores en los condados de Suffolk, Nassau (en Long Island) y Westchester; $ 15 la hora para trabajadores empleados por grandes empresas en la ciudad de Nueva York; $ 13.50 la hora para trabajadores empleados por pequeñas empresas en la ciudad de Nueva York; y $ 11.10 para trabajadores en todo el resto del estado.

Uno de los desafíos más grandes que enfrentan los neoyorquinos trabajadores cuando intentan avanzar y construir una vida mejor ha sido la falta de salarios crecientes. En efecto, el salario promedio ha tenido aproximadamente el mismo poder de compra que tenía hace años 40 mientras tanto, los costos necesarios como el seguro de salud, han aumentado mucho más que el salario del trabajador, dejando a las familias más atrasadas.

Las investigaciones muestran que los aumentos del salario mínimo no solo ayudan a las familias, sino que también ayudan a la economía. Los estados que elevaron su salario mínimo se ajustaron a la inflación. Los salarios por hora aumentan más rápido, así como un crecimiento más rápido del empleo en salarios bajos como en los sectores del comercio minorista (retail) y hostelería.

Los aumentos del salario mínimo también ayudan a nivelar el campo de juego para las mujeres, que constituyen la mayoría del salario mínimo, asalariadas a nivel nacional que cada vez más son el sostén de la familia.

Elevar el salario mínimo era muy necesario desde hacía mucho tiempo. Durante años, los trabajadores han estado haciendo menos mientras sus facturas aumentan. La distribución desigual de la riqueza exacerba este problema.

En promedio, el 1 por ciento más alto de Nueva York lleva a casa $ 2.2 millones al año, mientras que el 99 por ciento inferior hace $ 49,617 anuales. Cerrar esta brecha significa devolver el poder económico a las manos de la gente común que trabajan arduamente para mantener a sus seres queridos.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *