Ángela Fernández, defendiendo los Derechos Humanos en el estado de Nueva York

Ángela Fernández, defendiendo los Derechos Humanos en el estado de Nueva York

Celebrando el Mes de la Hispanidad, destacamos a la abogada dominicana Ángela Fernández, comisionada de los Derechos Humanos del Estado de Nueva York. (Foto: Noticia)

 

En las celebraciones del Mes de la Herencia Hispana, destacamos a la abogada dominicana Ángela Fernández, comisionada de los Derechos Humanos del Estado de Nueva York, quien entre otras funciones, hace cumplir la ley contra el acoso sexual en el lugar de trabajo y protege a las personas discriminadas debido a su raza, religión, edad, género, deshabilitación, etc., con el fin de entablar una investigación, denunciar y obtener -si es el caso- una reparación económica.

Nuestra personaje además de realizar cabalmente su cargo estatal también destaca por su sencillez y su trato amable con los demás. Tiene la humildad de los grandes y no despega los pies de la tierra, sino que se siempre se queda del lado de los que menos pueden para poder ayudarles.

Ella nos relata su historia de superación, agradeciendo la buena formación recibida de su madre y abuela, sus fuentes de inspiración.

“Yo no soy quien soy sino hubiera contado con el apoyo de mi madre y mi abuela; ambas vinieron de Baitoa, un pueblo en las montañas de Santiago (en la República Dominicana). Ambas llegaron a los Estados Unidos para realmente hacer lo que han hecho muchos inmigrantes, que es realizar sus sueños y dejar algo mejor en este mundo”, nos dice Fernández.

 

Ángela Fernández, defendiendo los Derechos Humanos en el estado de Nueva York

Ángela Fernández, defendiendo los Derechos Humanos en el estado de Nueva York. (Foto: Noticia)

 

“Unas de las cosas que aprendí de mi abuela fue a dar. A pesar de ser ella muy humilde y con solo un 2do. año de nivel en educación, ella era sumamente sabia, aún de lo poquito que tenía lo daba. Recuerdo que mi abuela trabajaba aquí en fábricas pero igual conseguía tiempo para ayudar a los ancianos; ese modelo, y el de mi madre, una mujer trabajadora con mucha visión, fueron mi ejemplo para seguir adelante en la vida”, recuerda.

“Mi madre siempre nos decía estamos aquí no solo para sacar un Bachillerato de la universidad, yo espero que ustedes vayan más allá, que obtengan un Doctorado, que seas abogado, me decía, que muestres todos los talentos que tienes para ayudar a la comunidad desde ese nivel”.

Así motivada por su mamá, Fernández entró a estudiar a la Escuela de Derecho. “Le agradezco a mi madre porque ella fue seria con la educación y no iba a aceptar nada menos que no fuera una educación superior”, afirma.

No obstante su proceso para llegar hasta donde actualmente se encuentra no ha sido nada fácil, según indica Fernández.

“Como latina no fue fácil. En el sistema de los Estados Unidos no solo vas a la escuela de Bachillerato, primero tienes que sacar una carrera de 4 años, estudié una doble carrera en Ciencias Políticas y Antropología. Me interesaba mucho como la cultura y la política tienen influencias una a la otra. También me interesaba muchísimo las historias políticas de Latinoamérica y El Caribe”, señala.

“Después de graduarme de la universidad trabajé como recepcionista en oficinas de dentistas, limpié casas y luego, en los 90’s, obtuve la oportunidad de trabajar con el senador federal Bill Bradley. Comparto todos los trabajos que tuve porque hay que sentirse orgullosa de ellos. Porque he aprendido de cada uno de los trabajos que he tenido. En esos 3 años que estaba trabajando apliqué para la Escuela de Derecho. Estudié leyes por 3 años, éramos muy pocos latinos. Las personas aspiraban a estudiar leyes para luego trabajar en el mundo corporativo, en empresas privadas, no eran como yo que solo quería servir a las personas con el título de Derecho. ¡Todo era muy diferente!”.

 

 

Ley Antidiscriminatoria

 

La abogada dominicana Ángela Fernández resalta que los Estados Unidos promete ejercer los derechos de cada ser humano y en eso radica su función como ahora como comisionada estatal neoyorquina.

“Los Derechos Humanos por el estado de Nueva York tienen 75 años, es una ley antidiscriminatoria y es la ley más vieja en todo el país … Cuando a una persona se le niega un trabajo, alojamiento o servicio (por ejemplo en un restaurante) basado en su raza, edad, discapacidades, género o si está embarazada, etc, pueden traer sus quejas a nuestra agencia, la División de los Derechos Humanos, tenemos investigadores y abogados que los defienden y al final la comisionada tiene que firmar sobre las decisiones y recomendación que vienen de los jueces. Si alguien ha sido discriminado lo vamos a investigar y si determinamos que ha habido discrimación podemos pedir el dinero que se les debe, si concluimos que existe una serie de daños que podemos identificar”, explica Fernández.

Vale aclarar que hay personas que confunden sus derechos con los requisitos que ya están establecidos previamente en una empresa u organización.

“Si hay un requisito legal que tienes que comprobar para ver si tú calificas para aplicar o desempeñar un trabajo, es importante proveer estos requisitos necesarios. Ahora bien, si el dueño de una compañía ha decidido no pagarle a sus trabajadores, o si no les está pagando a personas que son de México, por ejemplo, eso ya es un crimen porque no importa el estatus migratorio de los trabajadores”, recalca.

Al concluir nuestra charla con Ángela Fernández ella enfatiza. “Mi mensaje para las personas que tienen sueños es que no importa la edad que tengan, lo bueno es que en este país puedes decir que hoy ya fue, y empezar de nuevo. Es importante trabajar duro y dar más de lo que te piden”.

“A la comunidad les digo que estamos aquí para serviles, estas instituciones están aquí por el gobierno, pagados por los impuestos que ustedes mismos pagan, están todos bienvenidos, en especial si han sufrido discriminación”.

Para más información sobre este tema puede visitar la página web www.dhr.ny.gov o llamar al teléfono 1-888-392-3644.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *