Ajustándose al horario de verano: 10 consejos para ayudarte a dormir bien

Este domingo 10 de marzo a las 2:00 a.m., hora de verano, adelantaremos nuestros relojes una hora para aprovechar mejor la luz solar. Si bien muchos lamentan “la pérdida” de una hora de sueño, adelantar una hora nuestros relojes también puede perturbar nuestros patrones de sueño y hacernos sentir cansados durante días.

“Dormir bien por las noches, es una de las cosas más importantes que podemos hacer para mantenernos saludables”, dijo Joseph T. Cooke, M.D., presidente del Departamento de Medicina de NewYork-Presbyterian Queens. “El sueño saludable puede ayudar a su cuerpo a regular mejor los niveles de azúcar en la sangre, mantener su sistema inmunológico funcionando correctamente e incluso mejorar la salud de su corazón al disminuir el estrés”.

El Dr. Cooke ofrece 10 consejos para asegurarse de que el horario de verano no afecte su horario de sueño.

1. Saber cuánto sueño necesita. Factores como su edad y estilo de vida determinan la cantidad de sueño que necesita. Según la Fundación Nacional del Sueño, los niños de 6 a 13 años deben dormir entre nueve y once horas, pero se recomienda que cualquier persona mayor de 18 años duerma entre siete y nueve horas.

2. Ejercicio. Solo una cantidad moderada de ejercicio, treinta minutos al día, tres veces por semana, puede ayudarlo a dormir mucho mejor. Intente evitar entrenamientos pesados dos o tres horas antes de acostarse.

3. Evitar estimulantes antes de acostarse. Trate de no ingerir cafeína u otros estimulantes cerca de su hora de dormir. Los estimulantes pueden perturbar sus patrones regulares de sueño.

4. Cena ligera. Una cena con alto contenido de grasa o un plato especialmente picante puede llevar a la indigestión por la noche. La indigestión a menudo contribuye al insomnio o a despertarse en medio de la noche.

5. Relájese antes de acostarse. Intenta crear un ambiente más relajante y tranquilo antes de irse a dormir. Las actividades relajantes como un baño caliente, un buen libro o una taza de té sin cafeína, pueden ayudarlo a tener un mejor descanso nocturno.

6. Baje la luz del teléfono inteligente o tableta. Nuestros teléfonos inteligentes y tabletas emiten lo que se llama “luz azul”. Este espectro de luz puede dar a nuestro cuerpo la señal de que es de mañana, lo que dificulta el sueño. Intente bajar la luz del teléfono inteligente o la tableta antes de prepararse para ir a la cama.

7. Ajuste gradual. Intente acostar a sus hijos y a usted mismo unos 15 minutos antes de lo habitual durante unos días antes del horario de verano. Esto le ayudará a continuar con su patrón regular de sueño.

8. Mantenga una rutina regular. Trate de mantener una rutina regular de sueño durante la semana laboral e incluso durante los fines de semana. Despertarse a la misma hora el fin de semana que durante el día de la semana ayudará a reducir el cansancio, especialmente los lunes.

9. Pruebe una siesta. Si el horario de verano realmente lo retrasa, una breve siesta del medio día (unos 20 minutos) puede mejorar su capacidad de atención, la retención de memoria y dejarlo fresco, sin afectar sus patrones de sueño habituales.

10. Levántese si no puede dormir. Todos hemos tenido esas noches en las que no podemos dormirnos. Evite mirar el reloj, lo que puede crear más ansiedad. Si ha estado despierto por más de 20 minutos, levántese y haga algo relajante, como leer un libro, escribir en un diario o tomar un poco de leche tibia para ayudarlo a adormecerse.

Para más información, visite nyp.org/queens.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *