Apliquen la orden de usar máscaras o lo haré por ustedes, aseguró Cuomo a gobernantes locales

: Las personas usan máscaras protectoras mientras esperan en fila en un sitio de pruebas del coronavirus (COVID-19) establecido para los estudiantes, profesores y personal que regresan al campus principal de la Universidad de Nueva York (NYU) en Manhattan (REUTERS/Mike Segar)

Mientras el estado de Nueva York continúa luchando contra aumentos de casos de COVID-19 en los condados de Rockland, Brooklyn y Queens, el gobernador Andrew Cuomo envió un mensaje contundente este miércoles a los gobiernos locales y a los departamentos de policía: o hacen cumplir los requisitos de usar máscaras, o el estado lo hará por ustedes.

Cuomo hizo esta declaración durante una conferencia telefónica con reporteros momentos después de reunirse con líderes de la comunidad judía ortodoxa en áreas de los condados de Rockland, Orange and Kings (Brooklyn) que actualmente están viendo un aumento de casos de coronavirus.

«Le expliqué la situación francamente y sinceramente, y tuvimos un buen intercambio», dijo Cuomo. «Los líderes de la comunidad lo entienden, y van a tomar medidas. Y vamos a idear un plan de acción».

Cuomo también habló sobre algunos de los comentarios que los líderes ortodoxos proporcionaron en cuanto a la oleada de casos en esta áreas—específicamente la desinformación sobre la inmunidad de grupo y el beneficio de las máscaras para proteger a alguien de la infección por COVID-19.

Pero otra complicación que los líderes citaron, dijo Cuomo, es la falta de aplicación de la ley por parte de los gobiernos locales con respecto a garantizar la orden ejecutiva del uso de máscaras y las restricciones de capacidad promulgadas al comienzo de la crisis.

Los gobiernos locales han sido un núcleo de la ira de Cuomo en los últimos días, ya que los casos de COVID-19 han aumentado en estas áreas. Expresó su insatisfacción con los comentarios que recibió de los líderes del gobierno local que se enfurecieron ante la idea de ser más estrictos con quienes desafían la orden de las máscaras y otras regulaciones de COVID-19— y en su lugar, promueven la expansión de la educación pública continua sobre la crisis.

Cuomo dijo que ya tuvo suficiente con esta excusa, en el día 204 del brote de COVID-19 en el estado de Nueva York.

«Ya estamos más allá de la educación pública. No se trata de educación pública», dijo el gobernador. «Hagan cumplir la ley. El fracaso de los gobiernos locales de hacer cumplir la ley ha exacerbado este problema. Lo han empeorado, no lo han mejorado. No es que la gente no sepa que hay una ordenanza de máscaras. Saben que hay una ley de máscaras. Están desafiando la ley».

Cuomo fue un paso más allá y le dijo a las localidades de todo el estado de Nueva York que hicieran cumplir la orden de la máscara y otras regulaciones COVID-19, o que le dieran a los oficiales de policía para que el formara un grupo especial de la policía del estado de Nueva York que lo haría. Este grupo especial sería similar al creado para hacer cumplir las regulaciones COVID-19 en bares y restaurantes, que de acuerdo al gobernador, ayudó a aumentar significativamente el cumplimiento de la ley.

«Si no quieren hacer cumplir la ley, yo lo haré», dijo Cuomo. «Asígnenme un número de sus policías para este grupo especial. Lo haré a mi nombre, y pueden culparme. No tengo ningún problema con eso».

Cuando se le preguntó si consideraría cerrar negocios o escuelas en los puntos de conflicto, Cuomo descartó la idea por el momento. Cree que las condiciones mejorarán con una mayor aplicación de la orden de las máscaras y las regulaciones de COVID-19.

«Emitan una sanción, cierren una reunión masiva. Y si no cumplen, entonces tendremos que tomar medidas más serias y más difíciles», dijo.

En cuanto a los puntos de conflicto de COVID-19 en Nueva York, quedan 20 códigos postales que han visto aumentos bruscos en la tasa de positividad. Las dos ubicaciones principales están en el condado de Rockland — códigos postales 10952 y 10977 — que tienen tasas de positividad de COVID-19 de 17% y 14%, respectivamente.

Siete otros códigos postales en Brooklyn tenían tasas de positividad de entre 4 a 8%: 11230 (Midwood), 11204 (Bensonhurst), 11219 (Borough Park), 11223 (Gravesend), 11229 (Gerritsen Beach/Sheepshead Bay), 11210 (Midwood/Land Flats) y 11234 (Mill Basin).

Anteriormente, el estado envió máquinas de pruebas rápidas a estos lugares y el Departamento de Salud de la ciudad también duplicó los esfuerzos para combatir la propagación del COVID-19. El alcalde Bill de Blasio también anunció a principios de esta semana que dirigiría al NYPD para que comenzara a hacer cumplir el mandato de la máscara, con violadores sujetos a multas de hasta $1,000.

Mientras tanto, los 20 lugares de conflicto— que representan el 1,1% de los códigos postales y el 6% de la población en el estado de Nueva York— representan el 23% de todos los casos positivos de COVID-19 notificados el 29 de septiembre. Fuera de esas áreas, informó Cuomo, la tasa de infección es del 0,82%.

Los puntos de conflicto de COVID-19 de Brooklyn también hicieron subir la tasa general de infección de la ciudad hasta un 1,2%.

Según los números del 29 de septiembre, 605 personas en todo el estado fueron hospitalizadas con síntomas de COVID-19, 144 de ellas en cuidados intensivos y 67 bajo intubación. Nueve pacientes murieron.

 -Traducción de Faith Marnecheck

Notas relacionadas: Estado de Nueva York preocupado por el aumento de casos de Coronavirus

Más de Alrededor de Nueva York

>