Amazon confirma sede en Long Island City entre protestas de legisladores de Queens

Foto a través de Shutterstock

Amazon anunció oficialmente el martes por la mañana que dividiría la ubicación de su segundo corporativo (HQ2) entre Long Island City (LIC) y Arlington, Virginia, terminando así, el proceso de selección de un año de entre más de 230 municipios en toda América del Norte.

El gigante del comercio electrónico invertirá $5 mil millones entre las dos sedes y creará más de 25,000 empleos en cada ubicación. Amazon y Plaxall, la compañía de plásticos de propiedad familiar que ha tenido su sede en Long Island City durante más de 70 años, se asociarán para desarrollar el campus HQ2 en un terreno de casi 14 acres que rodea Anable Basin.

Plaxall dijo que estaba orgulloso de asociarse con Amazon: “Hemos visto de primera mano en Seattle cómo la compañía ha trabajado para integrar a su campus y a sus empleados a la comunidad circundante, y sabemos que Amazon tiene la intención de ejecutar una visión similar aquí», expresó la compañía en un comunicado.

Amazon indicó que recibirá incentivos directos basados en su rendimiento por 1.525 millones de dólares en función de generar 25,000 empleos en la ciudad de Long Island. Estos incentivos incluyen un crédito fiscal reembolsable a través del Programa Excélsior del Estado de Nueva York de hasta $1,2 mil millones, calculado sobre el porcentaje de los salarios que Amazon espera pagar a los empleados durante los próximos 10 años, además de otros incentivos proporcionados por la ciudad.

«Estamos entusiasmados de construir una nueva sede en la ciudad de Nueva York y el norte de Virginia», dijo el fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, en un comunicado. “Estas dos ubicaciones nos permitirán atraer talento de clase mundial que nos ayudará a seguir innovando para los clientes durante los próximos años. El equipo hizo un gran trabajo al seleccionar estos sitios y esperamos convertirnos en una parte aún más grande de estas comunidades”.

En su anuncio el 13 de noviembre, Amazon dijo que su sede de la ciudad de Long Island ocuparía 4 millones de pies cuadrados de «espacio de oficina energéticamente eficiente», con la oportunidad de expandirse a un total de 8 millones de pies cuadrados si es necesario.

Mapa cortesía de Amazon.com

«Cuando asumí el cargo, dije que construiría un nuevo estado de Nueva York, uno que sea fiscalmente responsable y fomente un clima de negocios que sea atractivo para las empresas en crecimiento y las industrias del mañana», dijo el gobernador Andrew Cuomo en un comunicado. «Hemos cumplido esas promesas, y hoy, con Amazon comprometiéndose a colocar su sede en Long Island City, Nueva York puede decir con orgullo que ha atraído una de las inversiones de desarrollo económico más grandes y más competitivas de la historia de los Estados Unidos. Con un salario promedio de $150,000 por año para las decenas de miles de nuevos empleos que Amazon estará creando en Queens, la oportunidad económica y la inversión florecerán para toda la región».

El alcalde Bill de Blasio dijo que estaba emocionado con la decisión de Amazon.

«Los neoyorquinos obtendrán decenas de miles de empleos nuevos y bien pagados, y Amazon obtendrá los mejores talentos de cualquier parte del mundo», dijo de Blasio. «Vamos a aprovechar esta oportunidad para abrir carreras en tecnología para miles de personas que buscan ser parte de esta nueva economía, incluidas las universidades de la ciudad y las viviendas públicas. La ciudad y el estado están trabajando juntos para asegurar que la expansión de Amazon se planifique de manera inteligente y para garantizar que este vecindario tenga el transporte, las escuelas y la infraestructura que necesita».

No obstante, dos de los funcionarios electos que representan a Long Island City, se oponen al acuerdo con Amazon. El concejal Jimmy Van Bramer y el senador estatal Michael Gianaris planearon una manifestación en Long Island City para «decir no a la compañía más rica del mundo», según el anuncio de protesta.

“Los neoyorquinos tienen necesidades reales insatisfechas de su gobierno. Nuestros trenes se están desmoronando, nuestros niños carecen de espacios escolares y muchos de nuestros vecinos carecen de atención médica adecuada. Es incomprensible que firmemos un cheque de $3 mil millones para Amazon frente a estos desafíos», dijeron conjuntamente en un comunicado Gianaris y Van Bramer después del anuncio de Amazon.

Gianaris y Van Bramer están indignados por los informes de que la administración de Cuomo crearía un plan general como lo hizo en Atlantic Yards y el World Trade Center que permitiría al estado avanzar con el proyecto sin pasar por el proceso de aprobación pública de la ciudad.

«Fuimos elegidos para servir como centinelas de Amazon», dijeron. «Nos corresponde a nosotros defender a las personas que representamos y eso es lo que pretendemos hacer».

 

Notas relacionadas: ¿Qué significará Amazon HQ2 en Long Island City para el sistema de tránsito local?

 

Más de Alrededor de Nueva York

>