Alianza de la Hospitalidad critica a Cuomo por las «interminables restricciones» a restaurantes

Imágenes de Getty

Después de que el gobernador Andrew Cuomo insinuara el lunes de que se levantarían las restricciones de COVID-19, muchos restauranteros vieron renacer sus esperanzas, hasta que se hizo la aclaración.

Cuomo, inmediatamente después dijo que el levantamiento de las restricciones se aplicaría a las zonas de micro grupos bajo designaciones amarillas y naranjas y no a los comedores interiores, que según él, no estaba en las cartas a pesar de la mejoría en las tasas de infección en todo el estado.

“Las interminables restricciones del gobernador Cuomo que mantienen el comedor cerrado en los restaurantes de la ciudad de Nueva York, mientras lo mantienen abierto en el resto del estado, donde las tasas de infección y hospitalización son más altas que en la ciudad de Nueva York, son discriminatorias y están destruyendo los medios de vida de propietarios de pequeñas empresas y trabajadores”, dijo Andrew Rigie, director ejecutivo de NYC Hospitality Alliance. «Se han presentado múltiples acciones legales para reabrir el comedor interior en la ciudad de Nueva York y estamos explorando todas las opciones legales adicionales, en nombre de la industria de restaurantes de la ciudad, para garantizar un trato equitativo y la aplicación de las órdenes ejecutivas del gobernador».

El gobernador, el lunes, anunció una tasa de infección del 5,47 por ciento en todo el estado, una caída después de lo que él consideró un aumento tras las festividades.

“El comedor interior en la ciudad de Nueva York es una condición específica de la ciudad de Nueva York. Y no estamos, en este punto, contemplando ningún cambio», dijo Cuomo.

Incluso desde el punto de vista de la ciudad, el alcalde Bill de Blasio difícilmente pudo dar una respuesta al reportero Errol Louis esa tarde, aparte de la dependencia de la sociedad en el lanzamiento de la vacuna para regresar a los restaurantes y bares. Según de Blasio, los números dictarán si regresa o no el comedor interior, agregando que su administración está observando los números diariamente.

“Todo esto tiene que ver con los datos y la ciencia. En este momento, existe una preocupación real sobre estas nuevas variantes con las que estamos lidiando. Nuestro liderazgo en el cuidado de la salud está observando eso con mucha atención, pero el factor x más importante es la vacuna. Obviamente, eso podría cambiar las reglas del juego, pero no tenemos la oferta. Y creo que es difícil proyectar que las cosas van a estar bien en el corto plazo hasta que obtengamos un suministro confiable de vacunas”, dijo de Blasio. «Necesitamos un suministro constante y confiable de la vacuna del gobierno federal, de los fabricantes».

La presión sobre la ciudad y el estado para que levanten las restricciones a las empresas no ha recaído únicamente en NYC Hospitality Alliance.

El sábado, la Asociación de Restaurantes del Estado (NYSRA) le pidió a la administración de Cuomo que siguiera el ejemplo de otros en el noreste, como Massachusetts, que abrieron su comedor interior con límites de capacidad aumentados. La organización también pensó que era prudente que el estado pusiera fin al toque de queda para cenar al aire libre de las 10 p.m. y empujarlo hasta la medianoche.

“Todos conocemos la terrible crisis financiera que enfrenta la industria de los restaurantes. Y todos estamos de acuerdo en que necesitamos reabrir la economía o no quedará nada por reabrir. Instamos al estado a dar algunos pequeños pasos en esa dirección. Cualquier ayuda contribuirá en gran medida a la supervivencia a largo plazo de muchos de nuestros restaurantes favoritos”, dijo Melissa Fleischut, presidenta de NYSRA.

Además, la NYSRA dijo que muchas empresas terminan el servicio a las 8 p.m. en lugar de las 10 p.m. para cumplir sin problemas con el toque de queda.

 

Notas relacionadas: Cuomo insinúa aliviar restricciones por COVID-19 tan pronto bajen las infecciones y aumenten las vacunas en NY

Más de Alrededor de Nueva York