Alcalde silencioso sobre enfrentamientos entre policías y manifestantes el día de MLK

Oficiales de policía se paran junto a manifestantes detenidos cerca del parque Washington Square el día después de las elecciones en Manhattan, Nueva York, EE. UU., 4 de noviembre de 2020. REUTERS / Jeenah Moon

El alcalde Bill de Blasio se mordió la lengua el martes al reaccionar a una ofensiva de la policía de Nueva York contra manifestantes frente al Ayuntamiento en el Bajo Manhattan, durante las manifestaciones del Día de Martin Luther King Jr., el lunes por la noche.

Unos 300 manifestantes se reunieron a última hora de la tarde en la entrada del Barclays Center de Brooklyn, un punto de partida ahora común para las manifestaciones de Black Lives Matter (BLM), para pedir la liberación de los Afroamericanos y honrar al líder del Movimiento por los Derechos Civiles.

Los manifestantes marcharon hacia el norte para cruzar el Puente de Brooklyn y dirigirse al Ayuntamiento con decenas de oficiales de la policía de Nueva York detrás de ellos. La marcha se mantuvo pacífica hasta que el creciente número de manifestantes llegó al Ayuntamiento, unas dos horas después de que comenzara la manifestación en Brooklyn, cuando agentes de la policía de Nueva York con escudos antidisturbios comenzaron a lanzar mensajes a la multitud de casi 500 para que se dispersaran.

El video de NYC Protest Updates muestra a los oficiales apresurando a los manifestantes y agarrando y deteniendo violentamente a varios manifestantes inmovilizándolos contra el suelo aparentemente sin provocación. Un total de 29 manifestantes fueron arrestados y 11 oficiales uniformados resultaron heridos, según un portavoz de la policía de Nueva York. De los arrestados, 12 hombres y 17 mujeres, 21 recibieron citaciones por conducta desordenada, mientras que a siete se les emitieron multas de comparecencia.

El Departamento de Policía de Nueva York afirma que los arrestos comenzaron después de que los manifestantes arrojaron botellas de vidrio a los oficiales que formaban un círculo para «proteger y sacar» a una mujer que usaba su iPhone para filmar a los manifestantes frente al edificio municipal en 1 Center Street después de que “los manifestantes la acosaran”, dijo el sargento Edward Riley, portavoz del DCPI, a nuestra publicación hermana amNewYork Metro.

«Otros agentes utilizaron un sistema de megafonía para dar instrucciones claras y audibles para que los manifestantes abandonaran la calle», agregó Riley.

La conducta de la policía durante las protestas ha sido objeto de escrutinio durante el último año, en medio de la segunda ola de protestas de Black Lives Matter provocada por la muerte de George Floyd en mayo de 2020.

Durante las protestas del año pasado, los agentes de la policía de Nueva York utilizaron repetidamente fuerza excesiva contra manifestantes pacíficos, lo que provocó varias investigaciones, incluida una de la ciudad, sobre el comportamiento y las acciones disciplinarias del departamento durante el verano.

La principal agente del orden público del estado de Nueva York, Letitia James, presentó una demanda contra el NYPD y su liderazgo la semana pasada, por no arreglar la larga historia de abuso del departamento al no «capacitar, supervisar y disciplinar adecuadamente a los oficiales para prevenir la mala conducta».

El martes por la mañana, De Blasio se refirió a la reforma policial y afirmó que este año el NYPD redoblará sus esfuerzos para ganar “confianza, comprensión y respeto mutuo a nivel comunitario” para mejorar la seguridad pública.

«Hay muchas formas de hacer eso», dijo de Blasio. «La vigilancia comunitaria nos dice que la forma número uno es simplemente comunicarse, mucha comunicación de persona a persona a nivel local, y ese ha sido un elemento realmente claro y fuerte durante el año que nos ha ayudado mucho».

En respuesta al giro violento de la protesta del lunes por la noche, de Blasio dijo a los periodistas que solo había «visto unos pocos videos» de la «pequeña protesta» y, por lo tanto, no podía comentar sobre la conducta de la policía.

«Fue muy cerca del Ayuntamiento, y eso fue obviamente una preocupación después de lo que sucedió en el Capitolio hace solo 12 días», dijo de Blasio, refiriéndose al ataque del 6 de enero contra el Capitolio de Estados Unidos por una multitud enojada de partidarios de Trump. «Pero la conclusión es que se están produciendo una serie de cambios en este momento en el NYPD».

Luego, De Blasio instó a los neoyorquinos interesados en la disciplina policial a visitar la nueva «matriz de disciplina» del NYPD, un documento extenso en el sitio web de la ciudad que describe las nuevas pautas de sanciones para los agentes declarados culpables de mala conducta.

James, por otro lado, no se contuvo en condenar cómo respondió la policía de Nueva York a las protestas del Día de MLK.

“Una vez más, estamos viendo y escuchando relatos de agentes de la policía de Nueva York que infringen los derechos de los neoyorquinos. Las imágenes de oficiales usando fuerza excesiva contra manifestantes pacíficos son alarmantes y causan profunda preocupación”, dijo James en un comunicado el martes. “Menos de una semana después de que presenté una demanda contra el Departamento de Policía de Nueva York por estos temas, vimos a los oficiales exhibir el mismo comportamiento. Como establecemos en nuestra demanda, este es un patrón que debe detenerse. Estos neoyorquinos marchaban con el espíritu del Dr. King, quien nos enseñó que la protesta pacífica es la fuerza más poderosa en la lucha por la libertad, la igualdad y la justicia para todos”.

 

Notas relacionadas: “¡Fuera Nicole!” Trabajadores hispanos de Staten Island piden renuncia de congresista latina por retórica antiinmigrante

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>