Alcalde renombra escuela en Jackson Heights en honor al fallecido líder laboral Héctor Figueroa

El alcalde Bill de Blasio se dirige a la esposa de Héctor Figueroa, Deidre McFadyen y a su hija Elena, mientras renombra a la escuela pública PS 398 en honor al líder laboral. (Foto cortesía de la alcaldía)

La nueva escuela primaria de Jackson Heights ha sido renombrada para honrar al fallecido líder laboral Héctor Figueroa, anunció el alcalde Bill de Blasio el martes.

Figueroa fue presidente de 32BJ SEIU y residente de Jackson Heights antes de sufrir un ataque cardíaco y morir en julio a la edad de 57 años.

«Héctor Figueroa fue la encarnación de la lucha por la equidad y la justicia», dijo de Blasio. “Su legado perdura en toda la ciudad, desde los trabajadores que ahora tienen los beneficios que se merecen hasta aquellos que continúan inspirándose en su misión. Ahora, los niños de esta escuela verán su nombre todos los días y aprenderán a hacer lo correcto”.

El residente de Rosedale, Kyle Bragg, reemplazó a Figueroa como el líder de 32BJ.

«Héctor amaba a Queens por ser un lugar donde las familias de todo el mundo aprenden a llamarse vecinos, amigos y familiares», dijo Bragg. «Por eso estamos tan contentos de que su nombre y su legado tengan la oportunidad de vivir en el condado al que llamó hogar, donde estaba tan feliz de criar a su familia y trabajar para mejorar las cosas para todas las familias».

La escuela pública PS 398, que abrió por primera vez este año, pasó a llamarse La Escuela Héctor Figueroa. La escuela actualmente atiende a 117 estudiantes de pre jardín y jardín de infantes y eventualmente servirá a 476 estudiantes que irán desde pre-K hasta quinto grado.

«Héctor Figueroa fue un verdadero defensor de los derechos y la dignidad de los trabajadores, y luchó tenazmente para que las familias puedan disfrutar de una vida mejor», dijo la presidenta del condado de Queens, Melinda Katz. «Es apropiado que su legado se mantenga vivo con el cambio de nombre de esta escuela, donde los niños de esta comunidad que orgullosamente llamó hogar, recibirán la educación de calidad que necesitarán para tener éxito tanto en el lugar de trabajo como en la vida».

Figueroa representó a más de 175,000 guardias de seguridad, limpiadores escolares, porteros y trabajadores del aeropuerto. Fue un líder en la Lucha por 15, un esfuerzo comunitario de los trabajadores de comida rápida por un mejor salario mínimo que comenzó en la ciudad de Nueva York antes de extenderse por todo el país.

«A lo largo de su vida, Héctor Figueroa luchó desinteresadamente por todos los trabajadores», dijo la senadora estatal Jessica Ramos. «Esta es una maravillosa manera para que nuestra comunidad conserve el legado de Figueroa como un brillante economista y defensor de la igualdad, mientras honra su nombre y enseña a los estudiantes de la escuela PS 398 sobre la increíble influencia de Figueroa en el mundo».

Figueroa se interesó por el movimiento laboral en Ponce, Puerto Rico, donde sus padres eran maestros. Se mudó a los Estados Unidos en 1982 después de participar en una huelga estudiantil.

«Héctor provenía de una familia de educadores, por eso fue tan bueno enseñándonos a todos dónde estaba el lado correcto de un problema y cómo organizarse era el mejor camino a seguir», dijo el concejal de la ciudad, Donovan Richards. «Soy un mejor funcionario electo hoy gracias a él y sé que esta nueva escuela se asegurará de que los estudiantes de Queens sean mejores allanando el camino para que NYC avance».
Bajo la presidencia de Figueroa, 32BJ creció con más de 50,000 miembros y aprobó docenas de políticas locales y estatales que protegen a las familias trabajadoras de la costa este.

«Héctor pasó toda una vida luchando por los derechos de la clase trabajadora y los inmigrantes neoyorquinos, incluido el acceso a la educación, mejores condiciones de trabajo y respeto por los derechos humanos», dijo la asambleísta Catalina Cruz. “La escuela Héctor Figueroa servirá a cientos de familias, muchos de ellos inmigrantes directamente afectados por las políticas por las que luchó tan duro. No puedo pensar en un tributo más hermoso a su dedicación, y espero que los niños y las familias honren su legado en los años venideros».

Más de Alrededor de Nueva York

>