Alcalde: Más de 5.000 trabajadores de la salud han recibido la nueva vacuna COVID-19

Una trabajadora de la salud en Brookdale Hospital recibe la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. (Cortesía del sistema de salud de Brooklyn)

La vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 se administró a 5.200 trabajadores de la salud de la ciudad de Nueva York en los cinco días desde que comenzaron las vacunas en el estado, anunció el jueves el alcalde Bill de Blasio.

La enfermera de la UCI de Queens, Sandra Lindsay, se convirtió en la primera persona en el estado en ser inoculada contra el virus después de que el estado recibió su primer envío de 170.000 dosis de vacunas. Desde entonces, la ciudad de Nueva York ha recibido 42,900 dosis de la vacuna.

El miércoles pasado, dos trabajadores del Hospital Elmhurst de Queens, Verónica Delgado, asistente médica principal en la sala de emergencias del hospital y William Kelly, asistente de servicio en el departamento de servicios ambientales, se convirtieron en los primeros empleados de un hospital público en la ciudad en recibir la vacuna.

Tanto las vacunas Pfizer-BioNTech como Moderna COVID-19 requieren que un paciente reciba una inyección y luego una segunda inyección tres semanas después. Pfizer afirma que los ensayos han demostrado que la vacuna es 95 por ciento efectiva para prevenir el COVID-19 sintomático, mientras que Moderna dice que su vacuna, es 94.1 por ciento efectiva.

“Hablando de un cambio de rumbo asombroso”, dijo el alcalde Bill de Blasio. «La vacuna se está administrando a las mismas personas que salvaron las vidas de miles hace 10 meses».

Por el momento, solo los trabajadores de atención médica de primera línea con un «alto riesgo» de estar expuestos al virus y los residentes y el personal de los asilos de ancianos pueden recibir una dosis de la vacuna. Los siguientes en la fila para recibir la vacuna según el plan de distribución del estado de Nueva York son trabajadores esenciales y miembros del público en general con condiciones de salud subyacentes.

La semana pasada, el gobernador Andrew Cuomo anunció que el estado podría ingresar a la segunda fase de su plan de distribución de vacunas a fines del próximo mes y dijo que los hospitales locales trabajarán con los líderes comunitarios locales para crear centros regionales de vacunación para ayudar a acelerar el proceso de distribución.

Los hospitales tienen hasta principios de enero para presentar un plan de distribución al Departamento de Salud del estado para su aprobación.

En general, se ha demostrado que la vacuna Pfizer-BioNTech es segura, aunque algunas personas que participaron en los ensayos clínicos de la vacuna informaron sufrir efectos secundarios.

Recientemente, dos trabajadores de la salud en el mismo hospital en Alaska informaron haber experimentado reacciones alérgicas graves momentos después de recibir la vacuna, informó The New York Times.

A nivel local, los funcionarios de salud no han oído hablar de ninguna reacción adversa grave a la vacuna, dijo el jueves el comisionado de Salud, Dr. Dave Chokshi. Pero, a pesar de las muy bajas posibilidades de sufrir una reacción grave, los que reciben la vacuna permanecen bajo observación durante 15 a 30 minutos como precaución adicional, agregó Chokshi.

-Información adicional de Meaghan McGoldrick

 

Notas relacionadas: Gobernador de NY le pide a Trump tomar medidas ante la mutación del Coronavirus

 

 

Más de Alrededor de Nueva York