Alcalde insta a la FDA a aprobar rápidamente vacuna Pfizer en niños de 5 a 11 años, a pesar de no emitir mandato de vacuna para estudiantes

Una enfermera administra la vacuna COVID-19 a un niño de 12 años fuera de la escuela Bronx Writing Academy el 4 de junio. REUTERS / Mike Segar

A pesar de que un nuevo estudio encontró que la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 funciona en niños entre las edades de 5 y 11, no parece que el alcalde Bill de Blasio vaya a emitir un mandato de vacuna para los estudiantes de escuelas públicas en el corto plazo.

El lunes, la compañía farmacéutica dijo que los primeros hallazgos de un estudio largamente esperado mostraron que la vacuna era segura para niños de hasta cinco años, y que los efectos secundarios de la inoculación eran similares a los observados en personas de 16 a 25 años.

Por el momento, la FDA solo ha otorgado una autorización de uso de emergencia para el uso de la vacuna Pfizer-BioNTech en niños de 12 años en adelante y la aprobación total para adolescentes de 16 años o más. Según los funcionarios de la ciudad, el 70% de todos los jóvenes de 12 a 17 años en la ciudad de Nueva York, o alrededor de 361, 829 niños, han recibido al menos una dosis de la vacuna.

Durante la conferencia de prensa, de Blasio aplaudió las noticias positivas de Pfizer-BioNTech e instó a la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos a «acelerar» su proceso de aprobación para el uso de la vacuna en niños más pequeños.

«Necesitamos estas vacunas para fines de octubre, demos un maravilloso regalo de Halloween, un regalo, para todos los niños», dijo.

Michael Appleton / Oficina de Fotografía de la Alcaldía

Aumentan pruebas COVID-19 para estudiantes y maestros no vacunados

La Ciudad está aumentando la frecuencia de las pruebas públicas de COVID-19 en las escuelas intermedias y secundarias a finales de este mes después de que se detectaran docenas de casos del virus en las escuelas durante la primera semana de clases.

A partir de la semana del 27 de septiembre, el 10% de los estudiantes y el personal de la escuela intermedia y secundaria no vacunados se someterán a pruebas COVID semanales, anunció el lunes el alcalde Bill de Blasio. La política de pruebas COVID-19 anterior de la Ciudad solo requería que los miembros de la comunidad escolar no vacunados se hicieran la prueba del virus cada dos semanas.

Además, la Ciudad dejará de exigir que los estudiantes no vacunados se pongan en cuarentena después de que un compañero de estudios o un miembro del personal de la escuela en su salón de clases dé positivo por el virus, siempre y cuando estén enmascarados y sentados a tres pies de distancia de sus compañeros.

De Blasio también reafirmó el lunes que no ofrecería una opción remota centralizada para los estudiantes este otoño.

La Federación Unida de Maestros (UFT) aplaudió a la Ciudad por duplicar la cantidad de pruebas de COVID-19 en las escuelas, pero expresó su frustración por la repentina decisión del alcalde de cambiar drásticamente los protocolos de cuarentena para los estudiantes no vacunados.

«Tal vez en el universo del alcalde todos los niños mantienen la distancia, usan sus máscaras correctamente y las dejan puestas todo el día, pero en el mundo real de nuestras escuelas, esto simplemente no es así, particularmente en las muchas escuelas que están superpobladas», dijo Michael Mulgrew, presidente de UFT en un comunicado. «Los niños, en particular los más jóvenes que son más vulnerables a la variante Delta, necesitan más protección de la que ofrece el alcalde con esta decisión reciente y mal considerada».

 

Notas relacionadas: Gobernadora desplegará 120 unidades móviles de vacunación principalmente para niños

 

Más de Alrededor de Nueva York