Ahora o Nunca: La legalización de la marihuana enfrenta momento decisivo en Nueva York

Legalizar el uso recreativo de la marihuana en el estado de Nueva York podría proporcionar un gran impulso económico para recuperarse de la pandemia de COVID-19, según el gobernador Andrew Cuomo. REUTERS / Carlos Osorio

Es ahora o nunca para legalizar el uso recreativo de la marihuana en el estado de Nueva York, según el gobernador Andrew Cuomo.

Con Nueva York enfrentando un enorme agujero presupuestario debido a la pandemia de COVID-19, la legalización de la marihuana podría impulsar la actividad económica del ‘Estado Imperio’ por una suma de $3,5 mil millones, con 60,000 nuevos empleos y una nueva fuente de ingresos fiscales anuales de $350 millones, una vez implementada por completo, según la oficina del gobernador.

Con la esperanza de lograr un acuerdo conjunto con la legislatura, justo a tiempo para la fecha límite presupuestaria del 1 de abril, Cuomo anunció el lunes varias enmiendas a su proyecto de ley de presupuesto orientadas a legalizar la marihuana en Nueva York.

Las enmiendas, dijo, reflejan las conversaciones que la oficina del gobernador ha tenido con los legisladores estatales sobre la legalización del cannabis, un debate de años que a menudo se ha bloqueado en Albany debido a diferencias políticas.

«Todavía no tenemos un acuerdo, pero creo que estamos progresando», dijo Cuomo el 15 de febrero con respecto a las negociaciones sobre un proyecto de ley de legalización de la marihuana.

Sin embargo, el gobernador fue franco con su evaluación de que es el momento decisivo para la legalización de la marihuana.

“Legalizar la marihuana recreativa es algo que hemos intentado hacer durante varios años. Ya es tiempo, en mi opinión”, dijo Cuomo el lunes. “Hay personas encarceladas por delitos en los que, francamente, no deberían tener antecedentes. También necesitamos los ingresos de la legalización del cannabis recreativo. Es un tema controvertido, lo entiendo… Creo que, si no lo hacemos con el presupuesto, no lo lograremos, y creo que sería un fracaso si no lo hacemos este año».

Beneficios económicos de legalizar la mariguana

Las proyecciones de la oficina del gobernador sobre los beneficios económicos de legalizar la marihuana se presentaron con un informe publicado a principios de este mes por el economista James Parrott del Centro de Asuntos de la Ciudad de Nueva York en The New School en Greenwich Village. El informe indica que aprobar la marihuana recreativa en Nueva York este año proporcionaría un beneficio inmediato para la economía estatal, creando 11.000 puestos de trabajo el próximo año y 50.000 nuevos puestos de trabajo en cinco años.

El estado también podría recaudar $ 2.5 mil millones en impuestos al consumo de marihuana para 2027, encontró el informe de Parrott.

“Una industria legalizada del cannabis para adultos puede inyectar miles de millones en la economía de nuestro estado y abordar las desigualdades con políticas inteligentes”, dijo Parrott. “Mientras Nueva York trabaja para desarrollar nuevas fuentes de ingresos para abordar las necesidades presupuestarias y reparar la economía tras la crisis de COVID-19, la legalización brinda una oportunidad sustancial para crear pequeñas empresas nuevas y diversas, empleos de calidad y fortalecer las economías y comunidades rurales y urbanas».

Una de las enmiendas presupuestarias de Cuomo, crearía un Fondo de Equidad Social de Cannabis de $100 millones, en el que las organizaciones comunitarias calificadas y los gobiernos locales podrían aprovechar los recursos para reconstruir las comunidades que, señaló la oficina del gobernador, “han sido las más dañadas por la guerra contra las drogas”.

El gobernador también propone una legislación que permitiría a los servicios de entrega enviar productos de cannabis a los clientes, ampliando aún más el acceso a la marihuana recreativa para los neoyorquinos.

Si bien la legislación sobre la marihuana recreativa tiene como objetivo despenalizar el cannabis, una tercera enmienda presupuestaria establecería delitos menores y delitos graves por venta ilegal de marihuana más allá de las regulaciones estatales.

La venta criminal de marihuana en tercer grado, que se define como la venta de marihuana a cualquier persona menor de 21 años, se clasificaría como un delito menor de clase A. La venta criminal en segundo grado (cualquier venta de más de 16 onzas u 80 gramos de concentrado) se consideraría un delito grave de clase E, y la venta criminal en primer grado (cualquier venta de más de 64 onzas o 320 gramos de concentrado) se haría un delito mayor de clase D.

Actualmente, Nueva York permite el uso medicinal del cannabis en forma de vapor, pastillas, cápsulas o parches recetados por el médico. En los últimos años, el estado también ha despenalizado la pequeña posesión de marihuana como parte de la reforma de la justicia penal.

 

Notas relacionadas: Cuomo lamenta ‘desinformación’ sobre defunciones en asilos de ancianos

 

Más de Alrededor de Nueva York