Activistas y defensores: ‘Presupuesto estatal da la espalda a familias inmigrantes’

Activistas y defensores: 'Presupuesto estatal da la espalda a familias inmigrantes'
Un grupo de trabajadoras domésticas latinas se manifiesta junto a unas bolsas de plástico que simulan contener cadáveres de compañeros muertos por Covid por no tener seguro médico en Nueva York. (Foto: EFE/Ruth E. Hernández)

Se quedan sin ayuda. El presupuesto del estado de Nueva York de $220,000 millones que fue recientemente aprobado, no beneficiará a miles de inmigrantes indocumentados que viven y cumplen trabajos esenciales en nuestra área.

Al final no fueron escuchados en el Capitolio de Albany sus pedidos de ser incluidos y no se votó a favor de la ley que otorgue la cobertura de salud para todos (#Coverage4All) con impacto directo a más de 150 mil personas.

Tampoco se logró obtener el cuidado infantil para niños indocumentados. Y mucho menos el apoyo económico solicitado con un monto adicional de 3 mil millones para el fondo de trabajadores excluidos para poder cubrir a quienes que no fueron cubiertos por el fondo en 2021, los que actualmente siguen afrontando la crisis generada por la pandemia.

Ante este acuerdo entre la gobernadora Kathy Hochul y los legisladores neoyorquinos ​​sobre el presupuesto estatal para el año fiscal 2023, son varios los activistas locales y defensores comunitarios quienes se sienten muy decepcionados por no ser tomados en cuenta -nuevamente- y consideran que así los políticos le dieron la espalda a las familias inmigrantes.

«En lugar de remediar las exclusiones al incluir fondos para los muchos trabajadores injustamente excluidos del alivio de COVID y el seguro de desempleo, con el presupuesto de este año, Nueva York encontró una forma reprobable de expandirlo. Maniobrar para excluir a unos 30.000 niños del cuidado infantil ‘universal’, en función de su estatus migratorio o el de sus padres, es un nuevo mínimo que no tiene nada que ver con el ahorro de costos y todo que ver con la política», se quejan desde la Red Nacional de Organización de Jornaleros (NDLON).

«¿Se supone que debemos aceptar y aplaudir la exclusión de nuestros hijos del cuidado infantil seguro, a cambio del acceso a la atención médica que salva vidas para nuestros adultos mayores? NDLON y los centros de jornaleros miembros continuarán luchando contra la exclusión en todas sus formas, para los jornaleros de Nueva York, para nuestras familias y para nuestros niños. La gobernadora Hochul y los funcionarios electos de Nueva York detrás de este acuerdo presupuestario nos decepcionaron a todos y literalmente le dieron la espalda a las familias inmigrantes», recalca Nadia Marin-Molina, codirectora ejecutiva de NDLON.

Por su parte, Andrés García, director ejecutivo de El Centro Del Inmigrante, apunta que «La exclusión intencional de inmigrantes indocumentados y de estatus mixto en un estado que funciona con el trabajo de trabajadores negros y marrones es la práctica de codificar el racismo en la ley. El Centro Del Inmigrante condena la decisión de dejar sufrir nuevamente a hombres, mujeres y niños en una época de superávit histórico».

 

 

Siguen siendo excluidos

 

«Durante la pandemia, los Jornaleros y Trabajadores del Hogar de La Colmena mantuvieron en funcionamiento la ciudad de Nueva York. Es una pena lo rápido que la gente olvida, una vez fueron llamados héroes y ahora siguen excluidos», protesta Yesenia Mata, de ED La Colmena.

A su vez, Gina Caputo, del ED Movimiento Santuario de Yonkers, critica, «El Movimiento Santuario de Yonkers está profundamente decepcionado de que el presupuesto estatal de este año no incluya el alivio de COVID que tanto necesitan los trabajadores excluidos que se han sacrificado tanto durante la pandemia. También nos horroriza que el presupuesto deje a decenas de miles de niños fuera del cuidado infantil supuestamente universal. YSM seguirá luchando por la inclusión de todas nuestras comunidades en estos programas vitales».

En tanto, Jirandy Martinez, directora ejecutiva del Centro de Recursos Comunitarios, también se une a la queja sobre el nuevo presupuesto del estado de Nueva York que no favorece a los indocumentados.

«Como organización miembro de NDLON que hace el trabajo arduo para apoyar a los trabajadores excluidos de Westchester que el gobierno de Nueva York dejó fuera durante dos años de pandemia, nos horroriza que la gobernadora Hochul ahora excluya a los niños del ‘cuidado infantil universal’ por falta de estatus migratorio, especialmente durante un superávit presupuestario. Mientras que el resto se mueve para ser más intencional sobre el trabajo que hacemos por la justicia social, la equidad y la inclusión de nuestras comunidades inmigrantes y negras, nuestro gobierno ha optado intencionalmente por dejar más fuera justo cuando necesitan más apoyo. Esta no es la Nueva York de la que estamos orgullosos», indicó Martinez.

«El presupuesto aclara a qué neoyorquinos representa y para quién trabaja la gobernadora en Albany. El Fondo de Trabajadores Excluidos permanece vacío, la reforma de la fianza se revertirá y miles de familias inmigrantes seguirán excluidas de las opciones asequibles de cuidado infantil. Nuestra gobernadora optó por ponerse del lado de las fuerzas de los ricos y poderosos por encima de los intereses de las familias trabajadoras. Todo esto llega en un momento que exige que nuestros líderes garanticen la salud y la seguridad de todos los neoyorquinos», señaló Murad Awawdeh, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York