Activistas piden al estado de NY que haga más accesible el Fondo para trabajadores excluidos

La senadora Jessica Ramos mostró su apoyo a los trabajadores excluidos el 12 de julio. Foto de Dean Moses

Después de una huelga de hambre de casi un mes, los trabajadores excluidos en Nueva York todavía se esfuerzan por garantizar que los miembros elegibles de la comunidad obtengan su parte justa.

Los trabajadores esenciales, principalmente inmigrantes, realizaron varias protestas, marchas, mítines e incluso una huelga de hambre que duró 23 días en un esfuerzo por crear conciencia sobre su exclusión del alivio gubernamental del COVID-19. La batalla se ganó con la adición de $2.1 mil millones al presupuesto del Estado de Nueva York para el Fondo de Trabajadores Excluidos en abril, ahora es tiempo de cobrarlo.

El lunes 12 de julio, la Coalición Fund Excluded Workers (FEW) realizó una manifestación junto a funcionarios electos, Make the Road New York, entre otros, en la oficina del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York en 75 Varick St., para asegurar de que todos los que tienen derecho al Fondo de Trabajadores Excluidos tengan la información necesaria antes de que la solicitud esté disponible en agosto.

Si bien la solicitud estará disponible el próximo mes para los neoyorquinos que ganan menos de $26,208, los trabajadores excluidos aún no están seguros de cómo preparar su papeleo ya que no han sido informados sobre qué documentos recopilar y finalmente presentar. Además, afirman que no han podido renovar su identificación ‘IDNYC’ municipal ni concertar una cita en un consulado para pedir ayuda.

Los defensores de inmigrantes dicen que estas personas, muchas de las cuales provienen de las comunidades más afectadas por el coronavirus, se quedaron rezagadas durante el proceso de recuperación, sin poder recibir cheques de estímulo o acceder al seguro de desempleo.

Los vendedores ambulantes, las lavanderas, los conductores de reparto y otros lucharon para llegar a fin de mes durante los últimos 17 meses, algunos incluso perdieron sus trabajos debido al COVID-19 y, sin embargo, no recibieron ayuda a pesar de que todavía pagaban impuestos.

La asambleísta Jessica González-Rojas, la senadora estatal Jessica Ramos y la asambleísta Carmen De La Rosa se unieron a activistas y trabajadores excluidos para pedir al Departamento de Trabajo (DOL) del Estado de Nueva York, al gobierno federal y a otros funcionarios que apoyen a los trabajadores mientras tramitan sus solicitudes y comparten los beneficios del fondo.

González-Rojas representa un distrito de Queens que fue devastado por COVID-19, que incluye Jackson Heights, Elmhurst, Corona y Woodside, y está luchando para asegurar de que sus electores conozcan sus derechos y los pasos para proceder con su solicitud.

“Nuestros vecinos se vieron profundamente afectados. Estas son personas que arriesgan sus vidas todos los días y no obtienen el alivio que merecen. Nuestras comunidades merecen este dinero y estos recursos. No es solo un problema de justicia de inmigrantes, es un problema de justicia de género. Son las mujeres las que se han visto más afectadas por esto”, dijo González-Rojas.

Trabajadores excluidos solicitan al DOL que les brinde una mejor información sobre los documentos necesarios para la solicitud del Fondo de trabajadores excluidos. Foto de Dean Moses

Solicitar los documentos necesarios

Juntos, estos funcionarios explicaron qué pasos preventivos tomar antes de que la solicitud esté disponible y aconsejaron cómo solicitar los documentos necesarios a los empleadores.

“Necesitamos cooperación debido a la pandemia, ha sido cada vez más difícil para los trabajadores excluidos prepararse para el lanzamiento del fondo. Esperamos que el fondo se lance en agosto, pero antes queremos que nuestros vecinos puedan comenzar a recopilar toda la documentación que necesitan para demostrar su residencia, probar su identidad y demostrar su pérdida de ingresos. Queremos que el DOL comience a compartir más información con nosotros para que sepamos qué esperar para cada nivel 1 y para el nivel 2”, imploró Ramos, pidiendo a los consulados que brinden ayuda a quienes soliciten el fondo mientras intentan compilar la documentación necesaria, así como hacer copias de certificados y otros elementos, que posiblemente sean requeridos.

“No hay mucho tiempo. Solo quedan unas pocas semanas hasta que se lance el fondo, por lo que queremos que todos puedan calificar. Queremos que muchos de nuestros vecinos califiquen para el Fondo de Trabajadores Excluidos. Lo que creo que va a suceder es que el Estado de Nueva York se dará cuenta de cuántas personas justas se han quedado fuera de los programas de ayuda que se ofrecieron y cuán disuelta ha estado nuestra economía durante mucho tiempo. Una verdad universal es que nuestros vecinos indocumentados contribuyen todos los días a nuestra economía ya nuestra comunidad y hacen que Nueva York sea mejor”, agregó Ramos al retumbar de los tambores.

Según Make the Road New York, el Fondo de Trabajadores Excluidos brindará ayuda a aproximadamente 290,000 trabajadores en el estado de Nueva York, incluidos 213,000 solo en la ciudad de Nueva York. Los asistentes tenían tres demandas básicas para el DOL: no imponer un umbral de pérdida de ingresos alto, aceptar identificaciones y otros documentos que los trabajadores excluidos no han tenido la capacidad de renovar debido a la pandemia y brindar asistencia con la solicitud en varios idiomas en todo el estado.

Además, la coalición FEW anunció que ofrecerán alcance a posibles aplicaciones en Nueva York para ayudar con este proceso.

 

Notas relacionadas: ¡El Crédito Tributario por Hijos ampliado ya casi está aquí! Político hispano explica como cobrarlo

 

Más de Alrededor de Nueva York