«Acabo de presenciar un intento de suicidio»: funcionarios electos estremecidos después de visita a Rikers Island

La senadora Alessandra Biaggi mostró disgusto por las condiciones inhumanas en Rikers Island. Foto de Dean Moses

Varios funcionarios electos inspeccionaron las condiciones en Rikers Island el 13 de septiembre luego de otra muerte en la cárcel, y dijeron que lo que encontraron los sacudió hasta la médula.

La visita se produjo días después de que Esias Johnson, un joven de 24 años en espera de juicio, se convirtiera en el décimo individuo en morir dentro de la controvertida instalación penal este año, cuando fue descubierto inconsciente el 7 de septiembre. Una coalición de políticos recorrió la prisión el lunes en esperanzas de identificar el problema en cuestión.

Reunidos en la intersección de 19th Avenue y Hazen Street después de su visita, el defensor público Jumaane Williams, la asambleísta Jessica González-Rojas, las senadoras estatales Jessica Ramos y Alessandra Biaggi, entre muchos más, se quedaron en estado de shock y disgusto después de visitar el complejo. Profesaban ver orina y materia fecal esparcidas por el suelo; individuos tosiendo sangre e incluso un intento de suicidio.

Algunos de los oradores dijeron que Rikers Island se había convertido en una crisis humanitaria.

La senadora estatal Jessica Ramos enfurecida por lo que vio dentro de Rikers Island. Foto por Dean Moses

“No puedo empezar a contarles las condiciones deplorables que vimos dentro de OBCC. En una de las salas de admisión hay al menos una docena de hombres por celda. Las condiciones son tan extremas, que la asambleísta Jessica González-Rojas y yo fuimos testigos de cómo alguien intentaba suicidarse. Estos hombres están desesperados por una simple atención médica como medir su azúcar. Necesitan que les pinchen los dedos para saber si su diabetes está bajo control o no, sin importar que obviamente no estén recibiendo insulina. Aquellos que necesitan acceder a la clínica de metadona no han podido hacerlo”, señaló Ramos, describiendo las insalubres condiciones.

«Todo se debe a que los hombres y mujeres encarcelados que se encuentran en esa isla están siendo tratados injustamente, y los funcionarios penitenciarios están trabajando en condiciones muy deplorables», agregó Ramos, afirmando que todos en Rikers Island deberían estar a salvo.

González-Rojas estaba visiblemente conmocionada, enfurecida y emocionada al ver el desprecio por la vida humana. Mostró una lista de nombres y números de teléfono pertenecientes a las madres, parejas y seres queridos de los que están encarcelados en Rikers Island a los que se le pidió que llamara, simplemente para informar a las familias que los que están dentro todavía están vivos.

La asambleísta imploró a la gobernadora Kathy Hochul que firmara de inmediato la Ley Menos es Más (Less is More Act), una reforma a la ley de la libertad condicional que restringiría el encarcelamiento para las condicionalidades técnicas no penales y exigiría que las audiencias se llevaran a cabo dentro de un plazo específico.

“La gente está atrapada en el interior durante días, semanas, meses sin una audiencia judicial, sin siquiera poder conseguir transporte al tribunal, sin atención médica. Conocí a una persona transgénero que está encerrada en una unidad con colegas masculinos. Ella merece dignidad. También hablé con otra persona que es VIH positivo, que no está recibiendo su medicación. Esta es otra muerte en nuestras manos. Acabo de presenciar un intento de suicidio. ‘Señorita, venga aquí’, saltó y trató de ahorcarse. La senadora Ramos y yo estábamos allí. Nadie se merece esto. Estos son seres humanos”, dijo la asambleísta González-Rojas.

A mitad de la conferencia de prensa, interlocutores encabezados por Benny Boscio Jr., presidente de la Asociación de Benevolencia de Oficiales Correccionales (COBA), interrumpieron la conferencia con gritos y abucheos diciendo que los funcionarios electos deberían concentrarse en las condiciones de trabajo de los oficiales correccionales, en lugar de los individuos encarcelados.

La discusión se volvió acalorada cuando los oficiales de la policía de Nueva York intentaron separar a ambos grupos. Sin embargo, en medio de los gritos, los dos grupos encontraron puntos en común en la denuncia del alcalde Bill de Blasio, quien dicen, permitió que la instalación se deteriorara; poniendo en riesgo tanto al personal como a los encarcelados.

Juntos, Williams y Boscio Jr. pidieron un cambio inmediato antes de que ocurra otro incidente violento.

Funcionarios electos recorrieron Rikers Island el lunes. Foto por Dean Moses

Respuesta del Alcalde

Un día después de que los funcionarios electos denunciaron que Rikers Island se había convertido en una crisis humanitaria, el alcalde Bill de Blasio anunció el martes un plan de emergencia para abordar las horribles condiciones en las instalaciones penales de la ciudad.

El «Plan de emergencia para Rikers» del alcalde, utilizará una combinación de poderes ejecutivos y apelaciones públicas para que los tribunales estatales hagan más. El plan de De Blasio tiene como objetivo abordar una serie de problemas en Rikers Island que, acusó, fueron el resultado directo de la pandemia de COVID-19.

Sus soluciones incluyen hacer que más oficiales penitenciarios patrullen en Rikers, abrir espacio no utilizado para acelerar el procesamiento de los reclusos, iniciar reparaciones de emergencia y convencer al estado de que tome prisioneros más rápidamente.

“Tenemos una situación que simplemente no es aceptable, y tiene que cambiar fundamentalmente”, dijo de Blasio durante su conferencia de prensa del 14 de septiembre.

El alcalde dijo que ha estado en conversaciones con la gobernadora Kathy Hochul y el vicegobernador Brian Benjamin sobre la situación, e instó a Hochul a promulgar la ley ‘Less is More Act’, que reforma los estándares de libertad condicional del estado y haría que cientos de reclusos de Rikers sean inmediatamente elegibles para su liberación.

 

Notas relacionadas: Asambleísta hispana distribuyó cerca de 500 mochilas en Queens a tiempo para el regreso a clases

Más de Alrededor de Nueva York