A medida que disminuyen los números de COVID-19, Cuomo alivia restricciones en «zonas rojas» de Brooklyn y Queens

Un paciente llega a la entrada de Emergencias del Centro Médico Maimónides, mientras continúa la propagación del coronavirus (COVID-19), en el barrio de Borough Park de Brooklyn, Nueva York, EE. UU., 14 de octubre de 2020. (REUTERS / Brendan McDermid / Foto de archivo)

Los funcionarios estatales reevaluarán esta semana las «zonas rojas» en Brooklyn, Queens y los condados del norte del estado donde los casos de COVID-19 aumentaron el mes pasado pero que ahora están viendo una disminución en las infecciones, dijo el lunes el gobernador Andrew Cuomo.

El gobernador informó durante una conferencia telefónica con reporteros, que las tasas de positividad para las zonas rojas el domingo 18 de octubre fueron del 3.3%. Los números de los resultados de las pruebas dominicales suelen ser más bajos por naturaleza, dado que se informan menos pruebas ese día; sin embargo, Cuomo señaló que el número representó una fuerte disminución en las infecciones durante las últimas dos semanas en las «micro-zonas» donde COVID-19 ha aumentado.

El 8 de octubre, el estado y la ciudad establecieron restricciones a los negocios y escuelas en las «zonas rojas» designadas en el centro de Queens, Far Rockaway y el sur de Brooklyn después de un salto en la tasa de positividad. Se programó que las restricciones permanecerían vigentes durante al menos dos semanas mientras los funcionarios trabajaban para ampliar las pruebas y hacer cumplir los requisitos de máscaras y distanciamiento social para disminuir las infecciones.

También se establecieron restricciones en las zonas «naranja» y «amarilla» para protegerse contra un posible aumento de COVID-19 en los vecindarios adyacentes a la zona roja.

Con los números ahora moviéndose en la dirección correcta, dijo Cuomo, ha llegado el momento de reevaluar la extensión de cada zona roja para identificar mejor el comportamiento del área.

“Los números han bajado, particularmente en Queens, y podemos ajustar las zonas. Podemos hacerlos más grandes o más pequeños porque tenemos los números bloque por bloque”, dijo Cuomo. “A medida que estas áreas mejoren, se puede reescribir el tamaño de las zonas, y eso es lo que estamos buscando hacer ahora. Si sabemos que se van a restringir ciertas actividades, que creemos que han sido generadoras importantes [de COVID-19], entonces podemos hacer aún más”.

#Coronavirus : Se estima que en el estado de #NewYork se necesitarán 40 millones de #vacunas (2 #dosis por persona) … la gran pregunta es ¿cómo se distribuirán? 😷🤔😱http://ow.ly/CV7j50BWttf

Posted by El Correo NY on Monday, October 19, 2020

La zona roja de Brooklyn ha visto disminuir su tasa de positividad del 5,86% la semana del 4 al 10 de octubre al 5,29% la semana del 11 al 17 de octubre. La zona roja de Forest Hills / Kew Gardens Hills en Queens, tuvo una caída en la tasa de positividad del 3.71% la semana del 4 al 10 de octubre al 2.58% la semana del 11 al 17 de octubre.

Y en Far Rockaway, las tasas de positividad cayeron del 2,88% la semana del 4 al 10 de octubre al 2,08% la semana del 11 al 17 de octubre.

Cuomo dijo que las tasas de positividad decrecientes eran una señal de que el enfoque «agresivo» del estado para combatir las micro-zonas está funcionando, para contener la propagación del virus.

“Cuando vemos un brote o un punto caliente, saltamos sobre él”, dijo el gobernador. “Las micro-zonas son, creo, la forma más sofisticada en el país de hacer esto”.

Adelantando sobre el otoño, Cuomo anticipa que a medida que una micro-zona progrese, aparecerá otra, y eso requerirá otro esfuerzo intenso para expandir las pruebas, hacer cumplir las regulaciones e instituir el distanciamiento social dondequiera que se desarrollen los brotes.

“El enfoque de micro-zonas, en primer lugar, apunta a los brotes antes, más rápido y más estricto, y las restricciones son solo para ese vecindario”, explicó. “Ahora, ese vecindario puede que no le guste, pero es solo un pedazo de Brooklyn, Queens, Orange o Rockland. No es toda la región. Ni siquiera es el condado o la ciudad».

Contando las tasas de infección de la zona roja, la tasa de positividad de la ciudad de Nueva York era de 1.3% a partir del lunes, señaló Cuomo, mientras que la tasa del estado era de 1.2%. Los porcentajes se mantienen entre los mejores de Estados Unidos.

Al 18 de octubre, 934 neoyorquinos en todo el estado fueron hospitalizados por COVID-19, con 98 nuevos pacientes ingresados y 80 dados de alta. De los hospitalizados, 198 están en unidades de cuidados intensivos y 106 de ellos están en intubación. El domingo se informaron 14 muertes por COVID-19, incluidas tres en Brooklyn y una en Manhattan y en El Bronx.

 

Notas relacionadas: Pruebas rápidas de COVID-19 en biblioteca de Kew Gardens Hills

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>