6 restaurantes más de L.I. acusados ​​de violar restricciones de COVID-19

6 restaurantes más de L.I. acusados ​​de violar restricciones de COVID-19
6 restaurantes más de L.I. acusados ​​de violar restricciones de COVID-19. (Foto: LongIslandPress.com)

Recientemente se suspendieron las licencias de venta de licor de 4 restaurantes en el condado de Suffolk y más en el condado de Nassau después de que las autoridades dijeron que los negocios violaron las restricciones del coronavirus emitidas por el estado de Nueva York.

Los restaurantes son Rockwell’s Bar & Grill en Smithtown, Station Pub en Sayville, Buen Ambiente en Patchogue, Best Pizza and Dive Bar en Amagansett, Bachata en Hempstead y Cabo Sports Bar & Mexican Grill en New Hyde Park, dijeron las autoridades.

“A medida que avanzamos hacia el clima más frío y nos vemos obligados a permanecer en el interior, es imperativo que las empresas cumplan con las normas en todo el estado”, dijo Vincent Bradley, presidente de la Autoridad Estatal de Licores (SLA).

«Los neoyorquinos deben seguir usando máscaras, practicando el distanciamiento social y siguiendo los protocolos que salvan vidas y que se han implementado para mantenernos a todos saludables».

Los 6 establecimientos locales se encuentran entre los 36 en todo el estado de Nueva York a los que se les suspendieron las licencias por presuntas violaciones en las últimas semanas. Se encuentran entre los 279 que han enfrentado acciones similares desde que comenzaron las restricciones pandémicas.

En Rockwell’s Bar & Grill, los investigadores dijeron que vieron a los clientes de pie, bebiendo y caminando sin cubrirse la cara en el bar abarrotado, esto fue el 20 de noviembre poco después de que se emitieron violaciones anteriores allí.

En la misma fecha en Station Pub, los investigadores vieron de manera similar a clientes caminando sin máscara, sin evidencia de que se sirviera comida como se requiere para servir bebidas alcohólicas y un camarero que no usaba una cubierta facial. El bar también estaba supuestamente abierto después de las 10 p.m., la hora de cierre ordenada por el estado.

«El propietario se negó a usar una mascarilla y se volvió beligerante con los investigadores, negándose a proporcionar la licencia de licor del establecimiento o su identificación, ambas violaciones graves, independiente de las reglas relacionadas con COVID”, dijeron las autoridades en un comunicado.

Se inició una campaña de GoFundMe para ayudar a recaudar dinero para pagar las multas, calificando el cierre del bar como «una pérdida para todos en esta comunidad».

El 18 de noviembre, los investigadores encontraron 43 clientes abarrotados dentro de Cabo Sports Bar & Mexican Grill, que tiene una ocupación máxima de 25 personas según las regulaciones relacionadas con coronavirus, y documentaron a numerosos clientes y empleados sin máscaras, mesas mal espaciadas y un total desprecio por los protocolos de distanciamiento en las actividades sociales.

Cuando el investigador regresó a las 10:30 p.m., los clientes todavía estaban bebiendo, congregándose y fumando hookah.

 

 

En el restaurante Buen Ambiente, la policía del condado de Suffolk respondió a un tiroteo el 24 de octubre. Mientras revisaba el video de vigilancia, se descubrió que el restaurante había organizado un gran evento con más de 50 personas paradas hombro con hombro, bebiendo, bailando y fumando narguile (hookah), con dos bailarines exóticos que realizan bailes eróticos, según la SLA. Dos personas fueron tratadas en un hospital local para el tratamiento de heridas de bala.

En Best Pizza and Dive Bar, agentes vestidos de civil del Departamento de policía de East Hampton Town entraron el 15 de noviembre al establecimiento y observaron a unos 20 clientes sentados y de pie alrededor del bar abarrotado, mezclándose, ignorando el distanciamiento social, y sin máscaras , dijeron las autoridades. No se sirvió comida con bebidas alcohólicas, agregaron.

Y los camareros también se quitaban continuamente la cobertura facial para hablar con los clientes, agregaron los funcionarios.

Por último, en Bachata, la policía del Pueblo de Hempstead y la Oficina de Bomberos del condado de Nassau descubrieron el 8 de noviembre a 71 clientes apiñados dentro de las instalaciones, muchos alrededor del bar, a pesar de una ocupación máxima permitida de 44 personas.

Además de los clientes que ignoraron las reglas de distanciamiento social, se observó a tres empleados trabajando sin cubrirse la cara y no se vio que se sirviera comida de ningún tipo, según el SLA.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York