Consejo otorga derechos de voto a los no ciudadanos… Activistas y concejales celebran

Consejo otorga derechos de voto a los no ciudadanos… Activistas y concejales celebran
El concejal Ydanis Rodríguez celebra la esperada aprobación del proyecto de ley Our City, Our Vote el 9 de diciembre. Foto de Morgan C. Mullings

Por: Morgan C. Mullings

A pesar de las impugnaciones a su constitucionalidad, el proyecto de ley Our City, Our Vote (Nuestra Ciudad, Nuestro Voto) fue aprobado por 33-14 (3 abstenciones) en la reunión del 9 de diciembre, otorgando a alrededor de 800,000 titulares de tarjetas verdes y visas de trabajo, el derecho a votar en las elecciones municipales.

Después de un día de celebración del patrocinador del proyecto de ley Ydanis Rodríguez (D-Manhattan) y la Coalición Our City, Our Vote, los miembros del consejo ingresaron a las cámaras para un largo debate con sus colegas antes de la votación. El concejal Mark Gjonaj (D-Bronx) hizo una moción para devolver el proyecto de ley al comité, lo que lo mataría hasta la sesión del próximo año donde tendría que soportar el proceso legislativo una vez más. Esa moción fue derrotada 14-35.

En el proyecto de ley, que ha provocado un debate a nivel municipal y estatal sobre su constitucionalidad, los votos negativos se produjeron por varias razones. La líder de la mayoría, Laurie Cumbo (D-Brooklyn), dijo que no había suficiente información sobre cómo el proyecto de ley afectaría a las comunidades negras, que no se beneficiarían tanto como las comunidades dominicanas y chinas, según una investigación que respalda el proyecto de ley.

El concejal Robert Cornegy Jr. (D-Brooklyn) tenía reservas, a pesar de ser un patrocinador original, pero finalmente votó que sí. “Creo que hay mucho más trabajo que se podría hacer en el proyecto de ley. Votaré sí con una expectativa razonable a medida que avancemos”, dijo Cornegy.

Otros votos negativos incluyeron a los miembros del Consejo Kalman Yeger (D-Brooklyn), Rubén Diaz Sr. (D-Bronx), Inna Vernikov (D-Brooklyn) y Eric Ulrich (R-Queens). Yeger cree que Our City, Our Vote va más allá del poder del consejo, y los demás argumentaron que la votación debe permanecer ligada a la ciudadanía.

En el Ayuntamiento antes de la votación, el patrocinador del proyecto de ley Rodríguez invitó a todos los partidarios a hablar sobre por qué esperaban que se aprobara el proyecto de ley y confirmar a la prensa que tienen el derecho legal de presentar tal acto. El proyecto de ley fue revisado por el equipo legal del alcalde Bill de Blasio, varios abogados académicos, revisado tres veces y comparado con las leyes federales, estatales y locales antes de llegar a este punto. Tiene una super-mayoría de patrocinadores y un alcalde que se compromete a no vetarlo cuando llegue a su despacho.

Impugnaciones a su constitucionalidad

Aunque varios legisladores municipales y estatales han desafiado su legalidad basándose en la estipulación de la constitución estatal que permite que solo los ciudadanos voten, Rodríguez dijo: “La ley federal dice que estado y ciudad tienen el poder de decidir quién vota en su elección. Y la Constitución del Estado de Nueva York nunca usó la palabra ‘solo’ cuando mencionó que aquellos que son ciudadanos tienen derecho a votar en la Ciudad y el Estado de Nueva York”.

El concejal Francisco Moya (D-Queens) trajo a su madre, quien tendrá derecho a votar por primera vez debido al proyecto de ley.

“[Ella] se paraba allí mientras todos votábamos y tenía una sensación de orgullo por lo que estaba pasando, pero nunca pudo hacerlo”, dijo Moya. Como candidato a presidente del Concejo Municipal, prometió usar su poder de veto en caso de ser elegido para aprobar el proyecto de ley si fuera necesario.

El concejal Carlos Menchaca (D-Brooklyn), presidente del Comité de Inmigración, señaló que hay temores incluso de las personas que patrocinan el proyecto de ley sobre cómo se desarrollará. “Ayer, el llamado ocurrió. Y fue duro y hay miedo, incluso con la gente que está con nosotros”, dijo Menchaca, presagiando el intenso debate concejal.

Otros partidarios que asistieron incluyeron a la defensora pública Jumaane Williams, la concejal Carlina Rivera (D-Manhattan) y la recientemente inaugurada concejal Tiffany Caban (D-Queens).

Fueron secundados por algunos antiguos residentes de Nueva York que estaban emocionados de haber logrado esta hazaña histórica.

Melissa John, maestra de escuela, dijo que ha esperado 20 años como residente, luego de llegar a los Estados Unidos a los 19 años para ir a la universidad, graduarse y conseguir un trabajo. “Hoy finalmente me ven, finalmente me escuchan”, dijo.

Ángel Salazar, un beneficiario de DACA que ha pasado toda su vida en Nueva York y participado con el censo y los esfuerzos de vacunación este año en Staten Island, y Eva Santos, otra beneficiaria de DACA, que ha vivido en Nueva York durante 23 años y criado a tres jóvenes ciudadanos estadounidenses. Ambos ahora tendrán derecho al voto.

 

Notas relacionadas: Gobernadora Hochul extiende un mes más las ayudas por Huracán Ida para neoyorquinos indocumentados

Más de Alrededor de Nueva York