Una reflexión Navideña

editorial

La Navidad es tiempo de celebración, de alegría y de recogimiento espiritual.

Los cristianos celebramos el nacimiento de Jesús. Otras personas, con diferentes creencias, aprovechan esta época, para descansar y disfrutar de la familia.

Pero, sin importar la religión, hay un lazo que une a todos los seres humanos: el amor. El amor es lo que fomenta el espíritu de dar sin esperar nada a cambio. No hay religión que no procese el amor y la gratitud como prioridad en sus doctrinas.

Vivimos en una era que acentúa los logros personales, la carrera, y el dinero. Sin embargo, la verdadera felicidad sigue siendo ofrecer un poco de nosotros para lograr una mejora.

Puesto que estamos hechos para amar, sabemos que no hay mayor alegría que en un bien compartido.

Aprovechemos este tiempo para brindar una mano amiga a quien más la necesita. Existen innumerables asociaciones y organizaciones sin fines de lucro que en esta temporada necesitan nuestro apoyo.

Si  pensamos por un momento en la diferencia que nuestra ayuda, grande o pequeña, puede hacer, seguro tomamos acción.

Con toda seguridad, iniciaremos el próximo año más ligeros de equipaje y con mayor fuerza para salir adelante.

Todos los que trabajamos para Noticia y El Correo NY aprovechamos para desearles una muy Feliz Navidad y un muy Próspero Año Nuevo…

Más de Alrededor de Nueva York

>