Políticos e inquilinos de El Bronx protestan contra sitio propuesto para cárcel

El presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr., junto al congresista José E. Serrano, y a inquilinos de Diego Beekman Houses. (Foto: Oficina del presidente de El Bronx, Rubén Díaz Jr.)

 

El presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr., se unió al congresista José E. Serrano, y a inquilinos del edificio Diego Beekman Houses el martes pasado, para protestar en contra del sitio propuesto para una nueva cárcel en el sur de El Bronx.

«No se equivoquen: Rikers Island es una mancha en el alma de esta ciudad. Todos estamos de acuerdo en que debe cerrarse. Pero si se va a construir una nueva cárcel en El Bronx, los intereses de nuestro municipio no deberían colapsar en el proceso de uso de la tierra «, dijo Díaz Jr.

«Cualquier nueva localidad para una cárcel en este municipio debe ser examinada minuciosamente, y la gente de El Bronx y sus líderes electos deben tener una opinión significativa en su selección».

Durante la manifestación, el presidente del condado, Díaz Jr. y el congresista Serrano, entre otros, exhortaron a la administración del alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, a apoyar el Plan de Desarrollo del Vecindario Diego Beekman.

Durante los últimos dos años, Diego Beekman ha diseñado concienzudamente un nuevo plan de desarrollo para el vecindario, que incluye tres sitios para el desarrollo de viviendas, tiendas de abarrotes y otros recursos cívicos, uno de los cuales es el mismo sitio propuesto para la cárcel.

El Plan de Desarrollo del Vecindario Diego Beekman propone una serie de intervenciones interrelacionadas en toda la comunidad y específicas del sitio para ayudar a mejorar el patrimonio del sur de El Bronx, uno de los barrios más económicamente deprimidos de la ciudad.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>