Obreros de la construcción siguen trabajando aun con la amenaza del coronavirus

Una construcción en el World Trade Center continúa operando durante el brote de coronavirus. Foto: Yoav Gonen /THE CITY
Este artículo fue publicado originalmente por THE CITY el 23 de marzo de 2020.

Mientras la mayoría de los neoyorkinos se quedan en casa, los obreros de la construcción tuvieron que seguir reportándose a trabajar esta semana. Esto a pesar de que algunos ya han expresado que temen por su salud.

La orden ejecutiva “Estado de Nueva York en PAUSA” del Gobernador Andrew Cuomo declaró el trabajo de construcción como “esencial”, desde los proyectos de infraestructura y construcción de nuevos edificios hasta las obras de reparación.

Esta excepción ha disgustado a algunos en la industria, quienes han reaccionado con alarma al argumento de que un obrero diagnosticado con coronavirus no es suficiente razón para cerrar una obra.

“Algunos creían que no vendríamos a trabajar el lunes porque, cuando leímos ‘[trabajadores] no esenciales’ asumimos que no somos esenciales”, le dijo a THE CITY un obrero que labora en la construcción de un condominio de lujo al sur de la ciudad.

Para llegar a su área, el obrero debe tomar un ascensor lleno de gente que sube 50 pisos. El único lavamanos está en el primer piso, dijo.

“Solamente subir al ascensor para ir trabajo es una afrenta a la idea del distanciamiento social”, dijo el obrero, quien pidió permanecer en el anonimato para evitar posibles represalias de parte de su patrono.

El trabajador tiene esperanzas de que el gobierno paralice la industria, pero está considerando dejar de asistir si eso no sucede. Sin embargo, teme perder los beneficios de desempleo si abandona el trabajo.

“Sí, me preocupa perder mi ingreso, pero hay que hacer sacrificios para, ya sabes, parar el contagio”, dijo el obrero, quien también viaja en metro. “El dinero no vale más que la salud, especialmente cuando significa poner a otros en riesgo.”

Oficina de Facebook afectada

La oficina del Alcalde Bill De Blasio reconoció que la Ciudad está permitiendo que las labores continúen en zonas de construcción donde ha habido casos confirmados de coronavirus.

“Aún no estamos cerrando obras con casos positivos”, explicó la portavoz de De Blasio Julia Arredondo por correo electrónico. “Les hemos dado orientación sobre cómo mantener a los obreros seguros, y las construcciones deben seguirla.”

Los oficiales de varias agencias – incluyendo el Departamento de Edificios, el Departamento de Salud e Higiene Mental y el Departamento de Protección del Consumidor y el Trabajador – no aclararon si estaban llevando la cuenta de los casos de coronavirus en lugares de trabajo.

Entre las zonas de construcción con obreros que dieron positivo en la prueba de coronavirus están las oficinas de Facebook en el 770 de Broadway, en Manhattan. El trabajador estuvo la semana pasada en la obra, donde se construyen oficinas corporativas y una cafetería.

“En vista de esta situación, el individuo afectado no trabajará ni se acercará a la obra hasta que su médico apruebe su regreso”, le dijo la portavoz de Facebook Jamila Reeves a THE CITY en un comunicado. “Hemos tomado – y continuaremos tomando – todas las medidas de precaución necesarias siguiendo los consejos de las autoridades de salud pública, ya que nuestra prioridad es la salud y seguridad de todos.”

Puesto que Cuomo ha determinado que la construcción es un servicio esencial, el proyecto de las oficinas de Facebook en Nueva York continuará por ahora, dijo la portavoz.

 

‘Crucial para nuestro futuro’

Algunos subcontratistas de la ciudad quieren sacar a sus obreros de las zonas de construcción inmediatamente, pero temen que los empresarios de la industria los demanden, según fuentes del sector.

“Yo traté de cerrar las operaciones de campo la semana pasada por respeto a mi gente, porque ellos son mi equipo”, dijo un subcontratista, “y me dijeron que no, que no puedo hacer eso porque no solo me iban a exigir que cumpliera los horarios estipulados sino que iba a incurrir en cargos por daños previsibles.”

Cuando se le preguntó a De Blasio el domingo pasado si planeaba ordenar al Departamento de Edificios detener la construcción de condominios y oficinas, el alcalde dijo que estaba siguiendo la pauta del estado.

“La recomendación fue de continuar esas labores porque son al aire libre, ya que está claro que cualquier parte de la economía puede seguir permitiendo que la gente se gane su sustento. Eso es importantísimo, tal como estamos viendo ahora a tantos perder su sustento, y porque mucho de lo que se está construyendo es obviamente crucial para nuestro futuro”, dijo el alcalde.

Sin embargo, según fuentes de la industria, mucha de la construcción que se está llevando a cabo en la ciudad se está haciendo en edificios que ya están ocupados, donde los obreros, que son plomeros, electricistas y mecánicos, trabajan bajo techo.

Un líder sindicalista retirado dijo que el estado debería asegurarse de que los obreros puedan obtener beneficios de desempleo, independientemente de si su obra cierra o no.

“Espero que todo el mundo se detenga y se dé cuenta de que nuestra gente está en peligro, y que le pida al gobernador que haga algo con las leyes de desempleo en estos tiempos para que nuestros miembros puedan por sí mismos tomar decisiones informadas”, dijo Terry Moore, ex-gerente de negocios de la unión de obreros de la metalurgia Local 46 Metallic Lathers & Reinforcing Iron Workers de la ciudad. “Y que no se les culpe a ellos cuando esto termine, si termina.”

La oficina del gobernador no contestó nuestra solicitud de comentarios.

 

Defienden la excepción

Gary LaBarbera, presidente del sindicato de constructores Building Trades, defendió la excepción hecha por Cuomo, diciendo que no se obligaría a trabajar a ningún obrero que no se sienta cómodo haciéndolo, y que se les ha dicho a los empleados con sistema inmunológico comprometido que se queden en casa.

“Hemos consultado con la industria inmobiliaria y los contratistas unionados de la ciudad, y hemos implementado protocolos de seguridad extraordinarios y sin precedentes para proteger a los empleados en obras de construcción de toda la ciudad,” dijo LaBarbera en un comunicado. “Puesto que la construcción se considera una industria esencial, estamos comprometidos a mantener cierto nivel de actividad económica para beneficio de nuestros miembros y de la ciudad.”

Si bien se les ha dicho a los obreros que se queden en casa si se sienten enfermos, algunos señalan que haría falta un cambio cultural para que se acate esta regla.

“Es una ética muy fuerte de que se va a trabajar a toda costa, a menos que te estés muriendo”, dijo un carpintero que decidió no volver al trabajo la semana pasada por sentirse que estaba en riesgo de contraer el virus. “He estado enfermo antes pero no quería perder el trabajo. Literalmente, he vomitado de camino al trabajo y he ido comoquiera.”

Louis Coletti, presidente de la organización de contratistas Building Trades Employers’ Association, habló con optimismo sobre la posibilidad de que los obreros logren mantenerse saludables y que la construcción pueda continuar sin interrupciones a pesar de la “pausa” del estado.

“Hemos impuesto muchos protocolos en las obras”, dijo. “¿Afectarán de alguna manera la productividad? Por supuesto que sí, pero la salud de los obreros es más importante.”

Añadió que a los dueños de edificios se les informa inmediatamente si un obrero da positivo en la prueba de coronavirus.

La junta de bienes raíces de Nueva York (Real Estate Board of New York), que representa a los dueños de edificios grandes, dijo que estaba trabajando de cerca con las uniones para desarrollar directivas de seguridad.

“Estamos en medio de una crisis de salud pública, pero tenemos que mantener algún tipo de actividad económica básica”, dijo James Whelan, presidente de la junta, en un comunicado. “Es crucial que las obras de construcción operen de manera segura.”

La construcción ya es la profesión más peligrosa de la ciudad. En 2018, 22 personas murieron realizando este trabajo, según los registros del Comité de Seguridad y Salud Ocupacional de Nueva York.

 

«Esta historia fue publicada originalmente por THE CITY (www.thecity.nyc), una organización de noticias independiente y sin fines de lucro dedicada a los informes contundentes que sirven a la gente de Nueva York».

Notas relacionadas: Coronavirus causa cierres de negocios y pérdida de trabajos en Long Island 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>