Cierre de oficinas de Inmigración por COVID-19 pone en peligro la renovación de DACA

Cierre de oficinas de Inmigración por COVID-19 pone en peligro la renovación de DACA
Cierre de oficinas de Inmigración por COVID-19 pone en peligro la renovación de DACA. (Foto: EFE/Iván Mejía/Archivo)

 

Las solicitudes de renovación de los «soñadores», como se conoce a los jóvenes del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés), pueden quedar en el limbo a raíz del cierre de las oficinas de inmigración a causa del coronavirus, advirtieron activistas y expertos.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) anunció que cerró las puertas de sus oficinas hasta el próximo 1 de abril como parte de las estrategia para contener el COVID-19, aunque el temor es que ese plazo se prolongue dada la rápida propagación de la enfermedad por el país.

El anuncio añadió una nueva preocupación a estos jóvenes que llegaron al país cuando eran niños y que desde el año pasado esperan por una respuesta de la Corte Suprema sobre DACA, algo que se podría producirse en las próximas semanas, quizás antes de que las oficinas de USCIS abran de nuevo.

Ese 12 de noviembre del 2019 los magistrados del Supremo escucharon los argumentos a favor y en contra de la intención de la Administración de Donald Trump de acabar con este amparo migratorio.

El beneficio de DACA -que no otorga residencia permanente sino un «estatus legal» temporal- evita la deportación, concede autorización para viajar fuera de Estados Unidos y viene acompañado por un permiso de trabajo y un número de Seguro Social.

 

 

Los procesos en Pausa

 

«Los cierres de oficinas están dando lugar a una pausa en las renovaciones, dejando potencialmente a los beneficiarios de DACA en el limbo, sin autorización de trabajo, lo cual podría resultar en desempleo», señaló Randy Capps, director de investigación para programas de EE.UU. del Migration Policy Institute (MPI).

Capps apuntó que los «soñadores» no deben ser sometidos, sin embargo, a «detención o deportación» y explicó que aunque para la renovación del DACA no se requiere entrevista, los solicitantes sí deben acudir a un control biométrico en las oficinas de inmigración.

A juicio de Capps, no solo resultarían afectados los «soñadores»: los solicitantes de asilo, quienes busque su residencia (también conocida como «green card») o su nacionalización.

«Adicionalmente, los juramentos de nacionalización han sido suspendidos», mencionó.

Pero para este investigador el tiempo que permanezcan cerradas las oficinas también puede reflejarse en mayores retrasos que comprometan la situación migratoria de algunas personas.

«Esto podría significar que las personas permanecen más tiempo en estatus temporales o sin estatus en absoluto (en el caso de los solicitantes de asilo y los inmigrantes no autorizados que intentan ajustar su estatus a una ‘green card’), lo cual podría ponerlos en riesgo de detención de ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) y la deportación», describió.

 

 

Extender el beneficio

 

De allí que organizaciones como FWD.us, una asociación creada por líderes tecnológicos partidarios de una nueva política migratoria, han planteado la extensión «automática» de DACA, creado el 15 de junio de 2012 por el entonces el presidente Barack Obama (2009-2017).

La gerente de comunicaciones de FWD.us, Karely Hernández, dijo que el pedido de su organización es que a las personas a las que se le venza esta protección antes de que concluya el 2020 le sea extendida «inmediatamente» para los próximos dos años.

Hernández insistió, en todo caso, en la invitación para que los «soñadores» renueven este beneficio.

«No sabemos qué es lo que va a pasar con la Corte Suprema, no sabemos qué es lo que va a pasar con el programa en sí; entonces, lo que nos preocupa en este momento es que si han cerrado las oficinas de USCIS significa que se van a atrasar mucho las renovaciones, entonces muchas personas van a quedar sin las protecciones de DACA», agregó.

Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés), hasta septiembre de 2019, los beneficiados por DACA sumaban 652.880 jóvenes, en su mayoría de nacionalidad mexicana (523.970), seguidos por salvadoreños (25.130) y guatemaltecos (17.040).

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>